Otro camino

Tan cerca y tan lejos...

Guatemala es más que nuestro vecino. Nuestra cultura común, lengua, tradiciones de todo tipo y nuestra semejanza en la desigualdad nos tienen muy cerca. Mientras allá han gobernado 60 años los militares, aquí lo ha hecho un régimen de simulación, lo que pareciera alejarnos.

El asesinato de David Aguilar Mora y su compañera Eunice Campiran, ambos militantes trotskistas, a manos del ejército guatemalteco y con la anuencia del gobierno mexicano, mediante un oficio de Fernando Gutiérrez Barrios, prueba su complicidad.

El PCM tuvo siempre lazos muy fuertes con el PGT, Partido Guatemalteco del Trabajo (comunista) brindándole todo tipo de ayuda, una de esas era dotar a los militantes guatemaltecos de pasaportes mexicanos falsificados, el profesor normalista Hilario Moreno murió torturado por la terrible policía política mexicana de entonces DFS, bajo el mando del nefasto Gutiérrez Barrios, porque se negó a delatar a sus camaradas, eso ocurrió en enero de 1975.

Durante la huelga de 1966 contra el autoritarismo del rector Ignacio Chávez y por el pase automático, participaba como delegado del CUEC al Consejo Estudiantil Universitario Mario Solórzano Foppa. Tuve una efímera amistad con él y poco tiempo después con su hermano Juan Pablo, estudiante de Ciencias Políticas de la UNAM.

Durante mi estancia en la Universidad Patricio Lumumba en Moscú 1969-70 conocí a Julio Solórzano Foppa, con el que pasábamos veladas muy divertidas en las que participaban los venezolanos , entre ellos el famoso Carlos, Ilich Ramírez Sánchez. Julio cantaba sus canciones madera y fuego se llama fusil, madera y cuerda se llama guitarra... y Semana Santa en Guatemala, con letra de su madre Alaíde Foppa.

La poeta , escritora y feminista fue secuestrada y asesinada en Ciudad Guatemala en diciembre de 1980, unos meses antes Juan Pablo su hijo murió combatiendo en las filas del EGP, Ejército Guerrillero de los Pobres, y en junio de 1981 murió Mario en un enfrentamiento en una casa de seguridad. Silvia, otra de las hermanas, era miembro también del EGP; ella logró sobrevivir.

En medio de esta tragedia murió atropellado el dramaturgo Alfonso Solórzano en el DF.

Julio encabeza en Guatemala, donde reside hace unos seis años, el proyecto “Memorial para la Concordia”, es una iniciativa plural en la que participan ex guerrilleros, ex militares, religiosos, empresarios, campesinos, universitarios y otros ciudadanos. Además del carácter monumental del proyecto, cuyo diseño mereció un premio en Berlín, la idea es muy aleccionadora: se trata de mirar al futuro y recoger el testimonio de miles de guatemaltecos que vivieron y sufrieron una guerra de varios decenios con más de 200 mil muertos, 50 mil desaparecidos  y cientos de miles de refugiados, entre ellos unos 70 mil campesinos en México. Hoy las izquierdas obtienen 3 por ciento en las votaciones. Debemos aprender de ellos.

La intolerancia y la violencia deben frenarse con el diálogo. El inmenso repudio al Estado debe convertirse en una gran reforma de cambios políticos. No se va a ningún lado con la demagogia “revolucionaria”. Aún es tiempo.

Por muchas razones estamos tan cerca y tan lejos...

 

joeloj7168@yahoo.com.mx