Otro camino

Ante el 'Che', falso dilema

El rector Enrique Graue ha emprendido una campaña para desalojar del auditorio Che Guevara a quienes lo ocupan hace 16 años.

Nunca explicaron los dos rectores anteriores por qué toleraron la ocupación. Unos días después de la entrada de la policía en febrero del año 2000, un pequeño grupo de activistas lo ocupó, nadie entiende por qué si el rector Juan Ramón de la Fuente, desoyendo a una buena parte de los universitarios, optó por la ocupación policiaca de todas las instalaciones de la UNAM, pagando un alto costo político, se frenó ante una ocupación localizada.

Después de 16 años el rector Graue ha convertido el asunto de la ocupación del Che en el tema principal de la UNAM.

Ha colocado a los universitarios ante una falsa disyuntiva: desalojar a los activistas o permitir que se siga dañando la "dignidad universitaria". Ante ello ha conseguido aprobar acuerdos del Consejo Universitario y aprobación de otros universitarios a su "llamado a los ocupantes a salir del Che" o de lo contrario tomar las medidas "legales" por medio del Estado, porque la UNAM "no cuenta con instrumentos coercitivos" y la autonomía "no significa extraterritorialidad".

Olvidan los partidarios de esta tesis que fue precisamente la protesta contra el uso de la policía lo que el rector Javier Barros Sierra consideró una violación a la autonomía a fines de julio de 1968 e izó la bandera a media asta y convocó a la manifestación del 1 de agosto, para defender la autonomía vulnerada por el Estado.

Hubo muchos momentos semejantes en el pasado y el movimiento estudiantil rechazó siempre el uso de la policía para resolver problemas universitarios. Cuando intervino la policía o el Ejército, se dañó seriamente a la UNAM. Como el 18 de septiembre de 1968, el 7 de de julio de 1977 y el 6 de febrero de 2000.

Es preocupante que para el rector Enrique Graue el desalojo del Che sea prioritario y vea en segundo plano los problemas laborales de los maestros, casi 75 por ciento bajo contratos temporales, las limitadas plazas de docentes, lo que contribuye al inmenso desempleo de sus egresados, incluso con maestría y doctorado; además de la obsoleta estructura de la UNAM.

joelortegajuarez@gmail.com