Otro camino

"Pluris": no sudar calenturas ajenas

A río revuelto ganancia de pescadores, ante la absurda “doble” consulta  en torno a la reforma energética que promueven el PRD y Morena; el PRI lanza su propia consulta: disminuir a cien los diputados plurinominales.

Hay una atmósfera social contraria a los diputados, por su bien ganada fama de corruptos, ineficientes y ajenos a la ciudadanía, dado que obedecen a los intereses de los grandes poderosos, también llamados poderes fácticos.

Por si todo lo anterior fuese poco, los diputados plurinominales son considerados como “cuota” de las direcciones de los partidos.

Si se suman los inmensos recursos que se autodesigna el Congreso, las cifras son escandalosas. El colmo es que a cada grupo parlamentario se le asignan cientos de millones de pesos cuando se trata del PRI, del PAN y del PRD y decenas de millones a la chiquillada, éstas colosales cantidades de dinero no están sujetas a ningún control, ni rendición de cuentas. Dicho sin ambages: los coordinadores disponen de inmensas bolsas de dinero (público, por supuesto) que reparten discrecionalmente para mantener el control de los diputados o senadores.

Todo este gran tinglado, disfrazado de sistema político del pluralismo democrático, que incluye los procesos electorales, el ahora denominado Instituto Nacional Electoral, las leyes que imponen todo tipo de candados para garantizar el monopolio a una partidocracia decadente y que simultáneamente excluyen a los ciudadanos, ha creado un gran rechazo de cada vez más ciudadanos a éste “sistema”, pero de paso a la democracia electoral.

La gente está tirando el agua sucia con todo y niño.

Resulta increíble la esquizofrenia de los políticos mexicanos. Ahora incluso Madero, el presidente del PAN habla de fraude anticipado para los comicios de 2015.

Mientras el secretario de gobernación dice lo contrario, sin el menor rubor viniendo de un priista que ha sido parte de la oligarquía que controla el poder en el estado de Hidalgo a lo largo de casi un siglo de gobiernos del mismo partido.

En la larga travesía de las luchas sociales contra el autoritarismo, que han padecido todo tipo de represiones, incluyendo las matanzas, la prisión, las desapariciones, la tortura y algunos destierros, los movimientos han conquistado algunos espacios.

Muchos de ellos no están en al ámbito electoral: la libertad de manifestación (cada día más acotada, como lo demuestra el Zócalo monopolizado por los gobiernos federal y del DF, tras el desalojo de la CNTE hace casi un año) múltiples expresiones de ejercicio crítico en todo tipo de reuniones: en los barrios, en las universidades, en los ámbitos culturales y artísticos y también en muchos espacios de los medios masivos a pesar del predominio de los criterios oficiales en la televisión, hoy existen muchas voces y plumas distintas, reales o  de simulada oposición en la radio y la prensa escrita.

Todas esas conquistas democráticas están en entredicho debido al inmenso desprestigio del sistema político.

Con gran olfato, el PRI está a punto de volver al control casi absoluto de la Cámara de Diputados quitando los cien pluris. Apuestan a que la gente no sude calenturas ajenas.

 

joeloj7168@yahoo.com.mx