Otro camino

Partidocracia decadente

La partidocracia sufrió un serio golpe. En la Ciudad de México hubo más de 71 por ciento de abstención. Este porcentaje más el de anulados e independientes significa que solamente 20% votó por candidatos de los partidos.

El gobierno de Peña Nieto y el PRI tuvieron los peores resultados. Solamente "ganaron" cinco gubernaturas de las 12 en disputa. Manlio Fabio Beltrones hizo el ridículo; apenas unas horas antes de conocer los primeros resultados del PREP afirmó que ganaría 10 gubernaturas.

El PAN obtuvo siete gubernaturas.

Morena obtiene excelentes resultados. En la Ciudad de México ratifica ser el primer partido, con menos de 8% del total de electores. Compitió con el PRI en Zacatecas y quedó en segundo lugar.

Veracruz, aun perdiendo, es un gran éxito para Morena.

Los candidatos independientes no captaron el descontento, entre otras razones, por su dispersión. En la Ciudad de México eran 21 y obtuvieron un poco menos de 8% de los votantes y menos de 2% de los electores.

Para las elecciones de 2018 se perfilan como candidatos Margarita Zavala de Calderón y Ricardo Anaya por el PAN. Andrés Manuel López Obrador por Morena. El Bronco como el candidato "independiente" promovido por el gobierno y el PRI.

Quedaron casi eliminados Manlio Fabio Beltrones, por el PRI, y Miguel Ángel Mancera, por el PRD.

Los encuestadores hicieron el peor de los ridículos. Tanto por su ineptitud y charlatanería como porque son mercenarios.

Todo el sistema de partidos, "modelo", régimen o como se le quiera llamar a esta partidocracia, está en quiebra.

El derroche multimillonario de financiamiento público disque para evitar el "dinero oscuro" no lo ha evitado; al contrario, existen múltiples evidencias de recursos obtenidos por partidos y candidatos procedentes de la delincuencia "organizada". Hay un inmenso bazar, donde cada candidatura a cualquier "puesto de representación" tiene precios muy altos.

La partidocracia es una casta.

Viven en palacetes, tienen guaruras y decenas de "personal" a su servicio. Muchos tienen residencias dentro y fuera del país. Algunos tienen decenas de miles de millones de pesos.

Solo un movimiento social puede echarlos, no es imposible.

joelortegajuarez@gmail.com