Otro camino

¿"Isis", nueva epopeya "epocal"?

Hay más preguntas que respuestas. Aunque para algunos ancianos comunistas o antiyanquis todo está muy claro: el culpable es el imperialismo.

Quizá la pregunta más inquietante sea por qué hay miles de jóvenes que se alistan a las milicias de Isis o Daesh. Proceden no solamente del mundo árabe, sino de Europa e incluso de Estados Unidos y el resto del planeta.

Podría estar ocurriendo un fenómeno epocal como el de los años 60 con el castrismo en América Latina y las luchas de liberación en África.

Cualquiera que sea la cifra miles o decenas de miles se alistan en el Daesh. Seguramente muchos consideran esa lucha una o la única vía de acabar con la cultura occidental, una especie de eufemismo de capitalismo.

Ante la ausencia de futuro en el capitalismo, incluso el más desarrollado, muchos jóvenes ven como opción al fundamentalismo musulmán. Es una triste paradoja. El Isis existe por el apoyo de los sauditas y la dotación de armas de muchos Estados capitalistas occidentales, como lo ha denunciado Pablo Iglesias en el caso español y no es improbable de Estados Unidos.

No olvidemos que en un principio los gringos apoyaron a Bin Laden para combatir a los soviéticos en Afganistán y luego apoyaron a Sadam Husein para combatir a los ayatolás de Irán. En Siria comenzaron "simpatizando" con la oposición masiva contra el dictador El-Asad, luego con el llamado Ejército de Liberación, pero al surgir el Isis lo han bombardeado. Putin nunca ha dejado de apoyar al dictador sirio. Sufrió por ello el derribamiento de un avión en el desierto de Sinaí con mas de 200 muertos.

Hollande terminó aliado a Putin, además ha conseguido aprobación de medidas draconianas que limitan las libertades en Francia, que no sirven para "exterminar" a los terroristas, tampoco serviría una invasión al territorio de Isis unilateral o de todos los "aliados".

No solamente la población de origen árabe de barrios como Molenbeek en Bruselas, sino todos los migrantes de hoy y hasta los de tercera generación viven en condiciones de pobreza. Lo mismo ocurre en todo el mundo.

La ausencia de un proyecto anticapitalista del siglo XXI seguirá alimentando a Isis o similares.

joelortegajuarez@gmail.com