Otro camino

¿Grecia, al borde de la barbarie?

Lo que está en juego en Grecia no es solamente su destino. En realidad está a prueba la viabilidad de la democracia para realizar los cambios necesarios para al menos frenar la inmensa desigualdad existente a escala planetaria.

“Para darnos una idea de la magnitud de la brecha en México veamos este ejemplo: para el año 2014, los cuatro principales multimillonarios mexicanos podrían haber contratado hasta 3 millones de trabajadores mexicanos pagándoles el equivalente a un salario mínimo, sin perder un solo peso de su riqueza”. Nos dice Gerardo Esquivel en su estudio para OXFAM.

En Grecia fue posible con las elecciones que el inmenso descontento social y político contra un modelo económico semejante al mexicano fuera derrotado mediante la coalición radical de izquierda Syriza, con Alexis Tsipras como primer ministro.

Desde la campaña electoral la derecha griega y la llamada Troika chantajearon a los griegos. De facto pusieron un ultimátum: si gana Syriza, Grecia se hundirá y quedará fuera de la zona euro.

El gobierno de Tsipras ha sido consecuente con su programa contrario a la política de austeridad dictada por la Troika. Simultáneamente se involucró en un largo y complicado proceso de negociación, sin que lograra el más mínimo cambio.

Ante la cerrazón de la Troika el gobierno griego convocó a un referendo para el próximo domingo 5 de julio, llamando al NO. Nada garantiza que triunfe. Menos aún qué ocurriría en ese caso.

Coincido con Podemos: “Ante el ultimátum y el chantaje de los acreedores, el gobierno griego ha reaccionado de manera ejemplar: dándole la palabra a la ciudadanía para que decida de manera democrática y soberana su propio futuro… los intentos de coaccionar, amedrentar e influir en esa votación por parte de poderes no elegidos, y en especial por parte del Banco Central Europeo, dispuesto a asfixiar el sistema financiero griego para influir en el referendo, constituyen una violación flagrante e inaceptable del principio democrático. Europa sin democracia no es Europa... No hay democracia si gobiernan y deciden quienes no se presentan a las elecciones”.

La desigualdad en México, será imposible frenarla sin democracia.

 

joelortegajuarez@gmail.com