Otro camino

¿Por qué?

Los atentados en Niza, como los de hace unos meses en París y otros en Europa y los de hace muy poco a la revista Charlie Hebdo, son apenas un mínimo porcentaje de los atentados que ocurren casi todos los días en Medio Oriente, en África y en Asia, casi ignorados por los medios occidentales.

Maruan Soto Antaki dice en su libro recién publicado, Pensar Medio Oriente: "El terrorismo es el cáncer que ha bloqueado la posibilidad de soluciones... En un plano simple, el terrorismo es enemigo de la persona".

No es nada fácil escapar del pensamiento binario ante la infernal situación que se vive hace varias décadas.

Los "antiyanquis" tienen la respuesta eterna y ante cualquier conflicto: es el imperialismo por sus afanes expansionistas, donde el petróleo es clave, promotor de la división, las invasiones y las guerras en Medio Oriente y el resto del planeta. Sus fracasos son evidentes en Afganistán, Irak, Siria y en buena parte del norte de África y de la llamada África Negra.

Por supuesto, la política guerrerista de Estados Unidos es un factor en todo este panorama infernal.

No es ajena tampoco la intolerancia contra los árabes, la hostilidad y violencia en su contra, a los que de manera deliberada o por ignorancia se les confunde con musulmanes, sin matizar además la diversidad de tendencias entre éstos, como lo explica detenidamente Maruan Soto en su libro.

Ese rechazo a los diferentes llega a los extremos demenciales de Trump en su campaña contra los mexicanos y todos los migrantes.

Las tesis de Huntington alimentaron esa visión del "choque cultural" entre Occidente y Oriente.

Lo cierto es que algunos no lo descartan.

"Se trata de un ataque a nuestros valores. No solo los de Francia, sino los de todos los países que comparten la fe en la democracia, la tolerancia y el valor del ser humano. Se trata de una embestida contra los valores de la Ilustración del siglo XVIII, contrarios a su visión totalitaria del mundo", afirma el ex ministro socialista Jack Lang, que preside el Instituto del Mundo Árabe en París, citado por el periódico español El País.

El dolor y las imágenes estrujantes del atentado en Niza exigen pensar sin ningún dogmatismo.

¿Por qué?

joelortegajuarez@gmail.com