Otro camino

El castrismo-pejismo se exhibe

El acuerdo del Congreso Nacional Indígena y el EZLN para consultar la posible candidatura independiente de una mujer ha provocado un ataque histérico de AMLO y sus incondicionales, tanto en sus estructuras partidistas como en sus intelectuales y sus integrantes de la comentocracia.

Lanzan todo tipo de insultos, juicios sumarios y especulaciones contra el EZLN, Marcos o Galeano y todos los integrantes de ese movimiento.

Han enseñado el cobre. No admiten ninguna posibilidad a quienes no sean parte de sus aparatos.

No es nueva esta conducta intolerante, AMLO y Poniatowska, entre otros, dijeron que Marcos fue un traidor en 2006 por promover la otra campaña y una parte de la mafia en 2012 por no votar por el candidato presidencial del PRD y sus aliados.

Esas acusaciones las vuelven a repetir y ahora añaden que Marcos y el EZLN son una creación de Carlos Salinas, el jefe de la mafia.

Ningún argumento usan, ni siquiera las propuestas de AMLO para impugnar la propuesta del EZLN y el CNI.

Conviene recordar que muchos que ahora acusan de traidor a Marcos lo idolatraron, como antes a Cuauhtémoc Cárdenas y ahora a AMLO, mañana quién sabe.

Su ídolo eterno es Fidel Castro y sus epígonos.

No importa que hayan llevado a sus países a la ruina y a la cancelación de las libertades. Todo para eternizarse, incluso a costa de restaurar el capitalismo.

No son capaces de discutir la propuesta de autonomías y horizontalidad del EZLN como alternativa al modelo de partidos y del socialismo estatista. Ni una sola idea en torno a ese intento de construir otro camino.

Mucho menos pueden argumentar por qué admiten las posturas conservadoras de AMLO, su control caciquil de Morena y sus impresentables seguidores procedentes del peor priismo, del echeverrismo o abiertamente del cleptócrata.

Incluso ante el probable triunfo de AMLO en el 18, bien podrían abrir un método para sumar al EZLN, al CNI y otros movimientos sin recurrir a la calumnia.

No saben sumar.

Su estilo es el de imponer sus condiciones sin la menor posibilidad de tomar ideas de otros movimientos, procesos, militantes o personas diferentes.

Es posible que la propuesta del EZLN sea tardía. Discutámosla.

joelortegajuarez@gmail.com