Empatía Popular

Patrones ventajosos del gasolinazo

María es una empleada de un establecimiento más en Tampico, una trabajadora que lleva casi 4 años en el mismo puesto, sin oportunidad de crecimiento y con el mismo miserable sueldo, pero que le sirve para sostenerse en medio de la falta de oportunidades laborales.

Esta semana tuvo una emergencia familiar y necesitaba salir de forma intempestiva de su trabajo, para lo que ella esperaba comprensión de sus patrones, por “austeridad”.

Lo único que encontró fueron trabas y amenazas, violando sus derechos como trabajador, pues ahora ésta como otras empresas, están justificando la actual crisis económica como el pretexto para que, al menor de los movimientos, descontar el sueldo o castigar a los empleados que necesiten ausentarse de sus labores.

María dijo que la contadora de su trabajo le señaló que la próxima vez que tenga que salirse por una emergencia, le descontaría el día completo (aunque ya haya trabajado unas horas) y además la suspenderían otro día.

Llena de coraje salió rápido de la oficina y se fue de su empleo hacia la emergencia que la aquejaba desde antes que fuera hostigada.

Con impotencia cuenta que ese tipo de atropellos no son los únicos, pues también cuando piden un día completo le descuentan más del 100 por ciento de lo que realmente percibe en su sueldo, además que están registrados ante el IMSS con cierto salario, pero en la moneda es otro, incluso la prestación de vales de despensa se le descuenta de su mismo sueldo, no se le paga como un extra.

Desconsolada camina en espera de una solución, pues como ella sabe de muchos otros casos que los mismos empleadores aprovechan, conociendo el desempleo y el hecho de que hoy en día es primordial cuidar el trabajo, los dueños sacan ventaja y hacen lo que quieren con la integridad, moral y monetaria, de sus trabajadores.

¿Quién le puede dar una solución a esta agresión? La Junta de Conciliación y Arbitraje en estos momentos es casi un ente obsoleto en vías de desaparición, con cientos de procesos atorados que solamente desgastan a los demandantes.

Y como este, han brotado muchos daños colaterales producto del gasolinazo, y solo van 13 días del 2017.