Empatía Popular

Maestros Longaniza

No sabía que siendo maestro se podía llegar a ganar hasta 20 mil pesos mensuales sin hacer nada, según lo que reveló el titular de la Unidad Ejecutiva de la SET, lo cual ocurre en los Credes del Estado.

Mario Leal Rodríguez ventiló que al menos en Ciudad Madero es donde ha encontrado más resistencia de empleados del Centro Regional de Desarrollo Educativo, pues no quieren ser removidos de sus cómodas oficinas para dedicarse a dar clases en las escuelas, que es donde en teoría deberían estar según la razón de sus plazas magisteriales.

Un grupo de casi 40 personas quieren estar haciendo labores administrativas en el Crede, por lo que hicieron una protesta en este lugar y hasta se ampararon para protegerse.

Entre los enumerados se encuentra el presidente del Partido de la Revolución Democrática en Tamaulipas, Alberto Sánchez Neri, y de quien dicen es el que está detrás de esos reclamos que realizaron los maestros en el Crede de la urbe petrolera.

Y no es para menos, pues según Leal Rodríguez el señor Sánchez Neri, quien fuera regidor en el Ayuntamiento de Tampico, y que básicamente se ha dedicado más a la política que a la profesión que presume en sus camisas bordadas con su nombre -el de profesor- se lleva de 15 mil a 20 mil pesos mensuales, ya que tiene una plaza de maestro de hasta 40 horas, las cuales no ejerce.

Y es que en todo el Estado han sido reubicados 450 profesores que hacían trabajos administrativos fijos de 8 horas (si no es que menos), para que se dedicaran a dar clases, que es donde realmente hacen falta, ante la necesidad de más catedráticos.

El ejemplo de la gravedad del problema es lo que ocurre en Altamira, particularmente en los ejidos, donde hay rezago de maestros, aunque también faltan las instalaciones educativas.

Es un problema de ambos lados, unos por no soltar el hueso y la zona de confort de estar encerrados en el aire acondicionado para no estar calificando exámenes, y otros por no apostarle más a la infraestructura educativa, que al menos en Tamaulipas está por los suelos.

Como lo dijo William A. Ward:  “El maestro mediocre cuenta. El maestro corriente explica. El maestro bueno demuestra. El maestro excelente inspira”.