En privado

Del vómito de Fox al ano de la arquidiócesis

Escandalizan pero se ofenden si alguien se muestra escandalizado.  Florestán


La modernidad y la juventud, sobre todo ésta, han traído un aire nuevo, fresco, al lenguaje que han convertido en un ejercicio liberal, claro, directo, más pelado, dirían algunos.

Hoy los jóvenes se expresan como antes, decían, era propio de carretoneros o de estibadores, pero lo hacen como una forma de expresarse, no como un insulto, no a veces.

Esto de las palabrotas es un aire nuevo que no discrimina: ellas hablan igual que ellos y hay quienes dicen, escandalizados, que peor.

Yo nunca he creído en esa clasificación de las malas palabras, como si las otras fueran buenas, le he dado más importancia a su intención, el que busca insultar, agredir, descalificar, denigrar; el que miente y engaña, el que esparce chismes, rumores y calumnias, eso para lo que no hacen falta las malas palabras, sino la mala entraña.

Debo revelar que mi palabrota preferida es ¡chingao!, así, con admiraciones, como una exclamación, como un desahogo.

¡Chingao!

Y a veces uso el pendejo, no como un calificativo, sino como una especie de diagnóstico, de retrato hablado.

Dicho esto, lo que no encuadra en este clima, son irrupciones como la más reciente de ese personaje que es Vicente Fox, quien acaba de vomitar que se vomita en Felipe Calderón por meter a su mujer en política, refiriéndose a la precandidatura de Margarita Zavala, olvidando la de Marta Sahagún como parte de la pareja presidencial tras casarse con ella ya viviendo ambos en Los Pinos.

Y menos puedo entender el lenguaje, peor, de la Arquidiócesis Primada de México, a cargo de Norberto Rivera, quien en su órgano oficial, como parte de su embestida contra el matrimonio igualitario, afirma que el ano del hombre no está diseñado para recibir, solo para expeler (lo que explica, en parte, tanto cáncer de próstata en esas filas), el miembro que lo penetra lo lastima severamente.

Y luego se escandalizan cuando López Obrador hace citas bíblicas.

Si a esas nos vamos, prefiero una cita de la Biblia, que una ordinariez como la del vómito de Fox o la escatológica del ano de la arquidiócesis.

¡Chingao!

Retales

1. Alcaldes. En los últimos diez días han asesinado a tres alcaldes: el de San Juan Chamula, Chiapas, Domingo López, del Verde; el de Pungarabato, Guerrero, Ambrosio Soto, del PRD, y al de Huehuetlán El Grande, Puebla, José Santamaría, de MC;

2. Relevo. Jaime Francisco Hernández Martínez, director de la CFE, es el primer economista egresado del Politécnico en el gabinete, desde que Carlos Salinas designó en 1988 a Ernesto Zedillo en Programación y Presupuesto; y

3. Militancia. Miguel Barbosa se reunió anoche con Miguel Ángel Mancera para decirle que, ahora sí ya, se afilie al PRD para ser su candidato presidencial. Antes me dijo que él, Mancera, había impuesto a Alejandra Barrales en la presidencia del partido.

Nos vemos mañana, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
 o Web: lopezdoriga.com