En privado

De visita en el Vaticano

Fue culpa de la música. Florestán

No es fácil llegar a la primera fila de la audiencia papal de los miércoles en la plaza de San Pedro y menos colocarse tras la valla del camino que recorre el pontífice al terminar su mensaje. Todos los lugares de privilegio están reservados por la organización vaticana para atender pedidos de la curia de embajadores, que siempre tienen peticiones de espacios cercanos para ver al obispo de Roma y, con suerte, hasta saludarlo, sobre todo ahora, con Francisco, muchísimo más abierto y cercano a las multitudes que su antecesor y vecino, el emérito Benedicto XVI.

Esto lo digo luego de ver las tres fotos que Andrés Manuel López Obrador subió a su Facebook, donde aparece con el papa Bergoglio detrás de una valla, entregándole una medalla y dice que también le dio una breve carta, cuyo texto de cuatro párrafos, también subió.

En el primero dice que la misiva es para transmitirle mi más sincero reconocimiento a su labor no solo como representante de la Iglesia católica sino como un papa misionero y de verdad cristiano.

Luego pasa de reiterarle su profunda admiración a su persona y a su liderazgo a lo siguiente: puede decirse que todos los papas han sido cristianos y consecuentes, pero como se sabe, esto no ha sido cierto ni tendría que serlo necesariamente. A diferencia de Dios
—sostiene López Obrador— somos seres humanos con errores y aciertos. Por ejemplo, hubo un papa que se atrevió a bendecir y reconocer al dictador (San Pío X a Victoriano Huerta) que ordenó asesinar a Francisco I. Madero, nuestro apóstol de la democracia. Pero ese, desde luego, no es usted.

Enseguida celebra su próximo viaje a México que, en tiempos aciagos, será de gran aliento para nuestro pueblo. Su mensaje espiritual ayudará a que no se pierda la fe en la justicia y a mantener encendida la llama de la esperanza.

Y en la parte final, después de transmitirle su rol de candidato presidencial para 2018, le deja una parrafada de campaña y termina con su slogan de que por el bien de todos, primero los pobres.

No cabe duda, López Obrador es un animal político en plena campaña presidencial, como lo demostró en este, su primer viaje a Europa, y el manejo de su saludo de paso al papa, como una audiencia privada.

Pero está en lo suyo, y en campaña todo se vale.

RETALES

1. Sesión. El Tribunal Electoral decidirá el miércoles el caso Colima, cuyo anteproyecto desecha las impugnaciones del PAN y da el triunfo al candidato priista Ignacio Peralta por .18 por ciento, 503 votos. No hay nada decidido;

2. Fuga. La Sedena, en respuesta a una solicitud de información, dio a conocer que tuvo conocimiento de la fuga de Joaquín Guzmán Loera el mismo sábado 11 de julio, a las 22 horas;

3. Listo. Miguel Ángel Osorio Chong mandó mensaje al Congreso: que está listo para comparecer ante la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional para revisar el caso Guzmán Loera.

Nos vemos el martes, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
Web: lopezdoriga.com