En privado

No están viendo lo que viene

Utilizan palabras huecas para llenar su realidad.

Florestán


En medio de la pugna, que ya no discusión, en torno a la próxima aprobación de la reforma energética, me da la impresión de que sus protagonistas no están viendo más allá de la Ciudad de México.

En los últimos días el mundo ha dado un vuelco tras la cumbre del G5+1, que ha reinsertado a Irán en el mundo occidental.

Hace diez días, después de largas negociaciones con el nuevo gobierno de Irán, en el más absoluto secreto, los operadores de Francia, Gran Bretaña, Estados Unidos, Rusia y China, más Alemania, acordaron algo que parecía imposible unas cuantas semanas antes: la normalización de las relaciones y vuelta a Occidente del régimen de Teherán, excluido por Estados Unidos tras la caída del Sha, el arribo de los ayatolas, su discurso antiyanqui y el punto de quiebre que significó la ocupación de su embajada en Irán y la toma de los rehenes, el 4 de noviembre de 1979, que James Carter heredó a Ronald Reagan.

Washington, con apoyo de sus aliados europeos, decretó un cerco que sacó al antiguo imperio persa del circuito occidental, cancelando todos sus tratos comerciales, la compra de petróleo incluido, y el embargo de sus depósitos bancarios, multimillonarios en dólares.

El regreso de Irán 35 años después, tras los candados a su actividad nuclear, se tradujo en la normalización de sus relaciones con el mundo que lo había aislado y la vuelta al mercado petrolero con el peso que esto tiene, cuenta con la cuarta reserva mundial y cuando fue bloqueado exportaba dos millones dos mil barriles diarios.

Desconozco si los operadores y opositores de la reforma energética aquí, hayan tomado nota de esta nueva realidad, a la que hay que sumar la inminente autosuficiencia petrolera de Estados Unidos, nuestro principal comprador, y volvamos a llegar tarde a la modernidad.

RETALES

1. AUSENCIA. La temporal ausencia de Miguel Barbosa en la coordinación de la bancada del PRD en el Senado es cubierta por Alejandro Encinas y Dolores Padierna, lo que podría dificultar la reforma del Distrito Federal;

2. GANGA. Para los que preveían en este primer aniversario los actos vandálicos del pasado 1 de diciembre en la Ciudad de México, la del domingo fue una jornada leve. Salvo el vandalismo de una minoría, el saldo fue blanco. Funcionó el operativo de Miguel Mancera, quien el viernes cumple su primer año de gobierno con informe desde la Asamblea; y

3. CERCO. Tras el bloqueo del corredor Zócalo-Reforma en el conflicto postelectoral de 2006, Andrés Manuel López Obrador recupera el procedimiento y llama a bloquear el Senado, la Cámara de Diputados y todos los congresos locales. Ese bloqueo no impedirá la aprobación de la reforma energética. Pero le da millaje con los suyos.

Nos vemos mañana, pero en privado


lopezdoriga@milenio.com