En privado

La tristeza de Calderón

Mi almohada solo acepta consultas entre semana. Florestán


Ya lo había comentado en Davos, cuando los periodistas le preguntaron al ex presidente Felipe Calderón cómo veía al PAN y dijo: No hablemos de cosas tristes.

Ayer le hablé sobre el conflicto que vive su partido, la pugna por el control, la división entre maderistas y calderonistas, que él niega encabezar y duda de su existencia como un “ismo, y me comenzó a contestar con la misma repuesta de Davos: Como yo decía, se citó a sí mismo, no hablemos de cosas tristes…

Y elaboró sobre esa tristeza:

Eso refleja un poco mis sentimientos, pues estoy preocupado por la circunstancia del PAN ahora. Hago votos porque esa circunstancia se pueda resolver con sensatez, que la decisión que en un sentido o en otro tomen los militantes cuando haya que elegir dirigente, que la verdad no sé aún cuándo va a ser, pues, ahora sí que se supone que iba a ser el año pasado, pues permita darle una salida a esta circunstancia así; que el ejercicio de la política sea como lo habíamos aprendido en Acción Nacional hace mucho tiempo: un ejercicio de sensatez, de honradez, de verdad, de equidad, de servicio, muchas características que en el momento en que vuelvan al PAN, superarán con creces estos momentos de dificultad.

Esta es la declaración pública más larga sobre la crisis del PAN que ha hecho Calderón que si algo conoce de política es de su partido, del que fue desde pegacarteles en su niñez, de la mano de su papá, hasta su dirigente nacional, subiendo todos los escalones.

No tengo duda, pero tampoco elementos sólidos para demostrarlo, de que en su fuero interno preferiría que Ernesto Cordero fuera el nuevo presidente del PAN, pero como lo quiere, no lo dice.

Un candidato de Calderón nunca ha ganado la presidencia del PAN.

RETALES

1. Plazo. Hoy se cumplen dos años de la toma de posesión de Fausto Vallejo como gobernador de Michoacán. A partir de esta fecha se podría dar el relevo por un interino, sin llamar a elecciones, solo se necesita una solicitud de licencia y un voto mayoritario del Congreso local, además del hombre, claro;

2. Mariguana. Ya celebraban la legalización del consumo de mariguana en la Ciudad de México cuando el presidente de la Asamblea Legislativa, el perredista Manuel Granados, aclaró que no. Lo que se busca es no criminalizar al usuario, legalizar su consumo con fines terapéuticos o de investigación científica y darle un enfoque de salud, no penal y menos policíaco, pero no recreativo; y

3. Chicana. En forma sorpresiva, los defensores de Elba Esther Gordillo se desistieron del amparo contra su auto de formal prisión, que había ganado en primera instancia, y cancelaron la audiencia pública de ayer. La estrategia es llevarlo a la Corte y denunciar violaciones al debido proceso.

Nos vemos el martes, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com