En privado

La sucesión que vino

No es un movimiento político, es un culto.Florestán


El sábado pasado, el presidente Enrique Peña Nieto se reunió por segunda vez con las fuerzas vivas del PRI, en un encuentro que, además de revitalizador, como en los días de la campaña, le sirvió para marcar los tiempos de la sucesión presidencial al interior de su partido.

Primero reconoció una realidad: que fuera del PRI ese proceso ya ha comenzado, siendo el caso más adelantado el de Andrés Manuel López Obrador, quien insiste en que la tercera es la buena, aludiendo a las derrotas de 2006 y 2012 y confirmando su candidatura para 2018, cuya campaña inició con el proceso de junio en el que apareció en un millón 200 mil spots de radio y televisión, sin ser candidato en esa elección.

En el PAN la lucha es abierta: Rafael Moreno Valle lleva ventaja en cuanto a aspiraciones públicas y conformación de equipo, en lo que compite con Gustavo Madero, quien sigue diciendo que lo den por muerto, cuando está más vivo que nunca.

Para el PRD parece no quedarle otra fórmula que la del Distrito Federal en 2012: Miguel Mancera, con su perfil ciudadano y el relanzamiento de su gobierno.

Y en el PRI de Peña Nieto, porque será él quien decida al candidato, se menciona al menos a seis: Miguel Ángel Osorio Chong, Luis Videgaray, José Antonio Meade, Aurelio Nuño Meyer, si el Presidente lo promueve en el inminente ajuste de gabinete, Manlio Fabio Beltrones y Eruviel Ávila, pudiendo ser siete si suben al más joven de todos.

En este escenario, Peña Nieto les dijo el sábado: No obstante que algunos se adelantan al calendario electoral de 2018, para nosotros los priistas estos son tiempos de trabajar y cumplirle a México.

Es decir, fue a serenar las tentaciones de los tiempos, sabedor, a la vez, de que estando las campañas de la oposición tan adelantadas, no puede salir con su candidato hasta enero de 2018, por la ventaja que le llevarían, para algunos irremontable.

Pero él tiene el manejo de los tiempos de su sucesión y, sabedor de esa desventaja, habrá de placear a los mencionados para no llegar tarde al arrancadero y evitar el síndrome Cordero-Vázquez Mota en 2012.

El inminente ajuste en el gabinete nos dará alguna pista, pero no un destape.

RETALES

1. DEBATE. Hoy debaten en el PAN los dos candidatos a presidirlo: Ricardo Anaya y Javier Corral, quien busca así remontar su desventaja;

2. UNAM. Rosaura Ruiz, con Sergio Alcocer, es la contendiente más fuerte para la Rectoría de la UNAM. La junta de gobierno emitirá la convocatoria, escuchará y resolverá antes del 15 de noviembre. Y José Narro llegará al gabinete; y

3. JUNTOS. Gustavo Madero y Carlos Navarrete sondean la posibilidad de ir aliados en las elecciones del próximo 5 de junio, por los gobiernos priistas de Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Quintana Roo, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas. Solo así se ven competitivos.

Nos vemos mañana, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
 

Web: lopezdoriga.com