En privado

El que se ríe…

Unos van con todo, otros con lo que tienen.Florestán

 

Es una regla de oro en el México real: el que se ríe se lleva, pero el complemento es que hay de llevados a llevados, es decir, que lo deseable es la equidad en esa llevada, lo que no existe.

Y me quiero referir al derecho, legítimo, de Felipe Calderón de hacer campaña en favor de los candidatos del PAN, a pesar de la distancia, a nivel de rompimiento, con la dirigencia nacional, léase Gustavo Madero.

Calderón es un político que llegó a la Presidencia de la República, desde la calle, militante casi infantil del PAN, cuya dirigencia alcanzó muy joven, carrera a Los Pinos que en la etapa decisiva tuvo que luchar contra dos presidentes: el de la República, Vicente Fox, y el del PAN, entonces Manuel Espino, cuyo candidato era abiertamente el secretario de Gobernación, Santiago Creel, al que venció en una intensa contienda interna cuyo resultado se respetó.

El juicio de su gestión presidencial está abierto y forma parte de la disputa nacional. Tras su gestión sexenal se retiró poco más de un año y regresó para hacer campaña, y hacer política, de lo que no hay referente entre sus antecesores.

Calderón ha sido muy cuidadoso en su relación con el presidente Peña Nieto, como éste ha sido respetuoso con él.

Pero hoy está en campaña, confirmando que en política, el que se ríe se lleva.

Y lo traigo al caso por la declaración que hizo en Monterrey, cuando en apoyo del candidato panista al gobierno de Nuevo León, Felipe de Jesús Cantú, dijo que El Bronco, era del estilo de Hugo Chávez y López Obrador.

La respuesta del llamado Bronco fue lépera: Felipe está pedo o está crudo.

Ese es su nivel, lo que viene a confirmar que no olvida su reciente pasado priista, que quiere ocultar con la disfrazada independencia, y a lo que Calderón respondió: Quien ante un tema serio insulta, ofende o agrede, revela su verdadero perfil de intolerancia. Cuando tiene el poder se vuelve autoritario.

Y estoy de acuerdo. Se insulta cuando se carece de argumentos, y el insulto los retrata, como se retrató el llamado Bronco.

RETALES

1. "JUANITO". Dante Delgado bajó a Gonzalo Fabián de la suplencia del candidato plurinominal René Cervera, incondicional de Marcelo Ebrard, para anotar a éste. La maniobra es elemental como AMLO y Juanito en Iztapalapa: a la protesta de Cervera pedirá licencia, lo suplirá Ebrard y todos ellos felices;

2. OTRA. Le hablaba de la incapacidad de los gobiernos para hacer obra pública por la corrupción y anoté la sede del Senado, la Estela de Luz y la Línea 12, diciendo que usted agregara su obra más cercana. Y sí, anotaron la Biblioteca Vasconcelos; y

3. CANCELACIÓN. Eruviel Ávila canceló el contrato a la empresa Infraiber para monitorear el aforo en las autopistas mexiquenses. El cobro sería 50 centavos por unidad. En esas carreteras circulan 600 mil automotores al día, igual a 300 mil pesos de cobro y el contrato era por 20 años.

Nos vemos mañana, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
 

Web: lopezdoriga.com