En privado

Los "spots" de Anaya

Son como un trueno silencioso.  Florestán


¿Qué tienen los spots de Ricardo Anaya que hacen intocables a ambos, spots y Anaya…?

No lo sé, pero tengo claro que lo único que han producido es una condena de todos los no anayistas, dentro y fuera del PAN y a él un posicionamiento en televisión que ni López Obrador ni Obama tienen.

Durante meses, con o sin campaña, Anaya ha aparecido en cientos de miles de spots promocionando, sí, como dice, a su partido, pero básicamente promocionándose él de cara a la candidatura presidencial de 2018, lo que ha encendido a sus opositores, desde Margarita Zavala hasta Rafael Moreno Valle, que ven cómo se les separa, cómo los aventaja vía esos anuncios.

Los suyos lo apoyan, buscando, también, posicionarse rumbo a ese 2018 vía el posicionamiento de Anaya, pero también hay quienes no solo se han desmarcado, sino que han protestado y manifestado su rechazo a ese método.

La más clara y reciente expresión está en la carta que 18 distinguidos panistas le dirigieron al Comité Ejecutivo del PAN, exigiendo terreno parejo y fin a la promoción de su dirigente nacional, que hace inequitativa la competencia para los demás que no tienen los recursos, los spots ni el aparato partidista.

A éstos, Anaya les respondió vía el mismo CEN, evitando el fondo y afianzándose en el partido desde su presidencia, que es la que da y quita, y no hay modo de detenerlo.

El más reciente capítulo fue la denuncia que hizo el Partido Verde ante el INE por su última oleada de spots que, dijo, promueve su imagen, constituye una promoción personalizada y sobreexposición de cara a la elección de 2018 y que la Comisión de Quejas y Denuncias de ese instituto, siempre tan celosa de su deber, bateó dándole la razón al panista y, de paso, bajando los de Rafael Moreno Valle.

Y me pregunto ¿qué tienen Anaya y sus spots que lo hacen intocable cuando a todas luces son una promoción para su candidatura presidencial?

¿Tanto miedo le tienen a Margarita Zavala…?

¿O a quién temen…?

Retales

1. Adiós. Nada del ahora ex priista Javier Duarte, al que se le vio por última vez en el programa de Carlos Loret anunciando que se quedaba pero se iba. ¿De verdad no lo pueden encontrar? Me quedo con aquello de que si encontramos a El Chapo, cómo no vamos a encontrar a Duarte. ¿Es en serio?;

2. Otro. Quien tampoco aparece es el otro prófugo, el panista Guillermo Padrés, quien hace más de un año dejó el gobierno de Sonora. Ya tiene más de treinta amparos y entre sus ahora ex colaboradores, suman más de 200, y nada de nada; y

3. Pendiente. No se sabe nada aún de la investigación que abrió el Órgano de Control Interno de la SRE por el caso Andrés Roemer y la crisis en la Unesco. ¿Así se va a quedar lo que llamaron problema de comunicación sobre una instrucción del Presidente de la República?

Nos vemos mañana, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga o Web: lopezdoriga.com