En privado

El proyecto Marcelo

No te puedo sacar del agujero
si me meto contigo.
Florestán


Conocí a Marcelo Ebrard antes de que llegara a la entonces Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología (Sedue), cuando Miguel de la Madrid, en plena crisis tras los terremotos del 21 de septiembre de 1985, designó a Manuel Camacho como titular para la reconstrucción de la devastada Ciudad de México, proyecto en el que llevó a su lado al joven Marcelo, con el que haría carrera política conjunta: donde fue Camacho fue Ebrard: al Departamento del Distrito Federal, en 1988 con Carlos Salinas presidente, de donde salió cuando Camacho rechazó la candidatura de Luis Donaldo a la Presidencia, en noviembre de 1993; fue canciller y Ebrard subsecretario; fue comisionado para el conflicto del EZLN en Chiapas y Ebrard su segundo; dejó el PRI para formar el Partido Centro Democrático y estuvo Ebrard; cuando se fue al PRD, lo siguió como lo seguiría al sumarse a Andrés Manuel López Obrador, con quien regresó al gobierno capitalino en 2000, desde donde asumió la jefatura en 2006 y a quien en 2012 le cedió la candidatura presidencial.

Cuando, días después, lo encontré, me preguntó y le dije que estaba decepcionado de su declinación, él, que había jurado que no lo haría. Me comentó que no quería ser él quien rompiera a la izquierda y que ya sería en 2018, a lo que le contesté que esa era una cándida ilusión, pues si López Obrador no ganaba en 2012, repetiría en el 18.

Hoy, Ebrard busca ser diputado, lo que le negó el PRD y para lo que legalmente no tiene espacio en Morena, por la prohibición de que quien ha participado en un proceso interno en un partido, como él, no puede ser candidato de otro partido de nueva creación, por lo que lo será de Movimiento Ciudadano, que fue siempre su Plan A.

Y no se sumará a la bancada de Morena en San Lázaro, porque sería otro más, que es lo que no quiere. Será el coordinador de MC, para desde ahí tener interlocución propia con todos los partidos y gobierno, acceso a los privilegios de una fracción parlamentaria, ventana de exposición y fuero.

A menos, claro, que algo grave se le atraviese y le impida desde el registro.

Retales

1. Verde. No sería la primera vez que Ebrard es diputado: en 2000 lo fue por el Partido Verde, sin ser militante. Y en 1991, estando en el primer lugar de la lista plurinominal del PRI, quedó fuera porque el partido ganó todo. Manuel Camacho todavía hizo un intento con Carlos Salinas, pero el entonces secretario de Gobernación, Fernando Gutiérrez Barrios, se opuso rotundamente;

2. Transparencia. El próximo martes, en el Senado, debe estar aprobado el dictamen del Sistema Nacional Anticorrupción que el pleno aprobará el jueves 26; y

3. Respaldo. El senador Sofío Ramírez dijo que apoyará la candidatura de Beatriz Mojica en Guerrero, un asunto de aguirristas. El reto es saber si El Jaguar Ríos Piter, también.

Nos vemos el martes, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
 o Web: lopezdoriga.com