En privado

Partidos, alianzas y candidatos

Un diputado no hace verano.Florestán


Consulta Mitofsky, de Roy Campos, salió a la calle a tocar de puerta en puerta con urna y boleta electoral para preguntar: Aunque falta tiempo, si el día de hoy fuera la elección para presidente de la República, ¿por cuál partido votaría usted?

Y las respuestas arrojan que a 28 meses de la elección, las preferencias están por los partidos tradicionales, y uno de cada tres no declaró preferencia alguna.

La encuesta, publicada por El Economista, arroja que el PRI está al frente de las preferencias electorales para presidente, sin candidatos, con un 22 por ciento; le sigue el PAN con 15 por ciento; el PRD, 10 por ciento, y Morena 8 por ciento. De lejos va la chiquillería: Verde y Morena 2 por ciento y Panal, PES y PT, 1 por ciento.

Estos son hoy los zócalos de los partidos sobre los que se pararían los candidatos que le sumarían o restarían, en cada caso de acuerdo con las personalidades.

De la mano con lo anterior, están las alianzas.

Si el PRI fuera, como irá, con el Verde, Panal, PES y PT, sumaría 27 puntos; Morena con Movimiento Ciudadano, diez puntos, ante los 15 del PAN, solo.

Pero si el PAN se coaligara al PRD, sumaría 25 puntos colocándose en un empate técnico ante los 27 de la alianza PRI; si el PRD, se aliara con Morena, a pesar del desprecio y repudio de López Obrador, alcanzarían 18 puntos, lejos de los 27 de la alianza priista y apenas por encima de los 15 del PAN.

A esta distancia de 2018, hay dos precandidatos que desde ahora son competitivos: López Obrador, quien lleva 15 años en campaña, y Margarita Zavala, que se está convirtiendo en un fenómeno gracias a la distancia de su partido, el PAN, donde la quiere Ricardo Anaya, en plena campaña de spots al estilo AMLO, y Rafael Moreno Valle, al que busca desplazar. Zavala irá con el PAN o sin el PAN, pero como me declaró, estaré en las boletas.

La incógnita, a pesar de la enorme ventaja, hoy, de Miguel Ángel Osorio Chong, es en el PRI, donde la decisión será del presidente Enrique Peña Nieto con el sistema de irse con el mejor posicionado, el que garantice ganar, como jugó su sucesión en el Estado de México con Eruviel Ávila, quien arrasó.

Sí, es verdad que, como dicen falta mucho tiempo, pero cada día menos.

RETALES

1. CERO. No hay comunicación de Ricardo Anaya hacia Margarita Zavala. Un dato: ni siquiera una llamadita telefónica. Él en lo suyo: su campaña;

2. VECINOS. Fuerte, el rompimiento entre Eruviel Ávila y Miguel Mancera por la contingencia ambiental. El primero le cerró los vertederos de basura y el segundo le respondió que no le afecta. Mañana los reúne Rafael Pachiano; y

3. REMATE. A esta crisis de relación se agregó Francisco Olvera, gobernador de Hidalgo, quien reclamó a Mancera que litigara en los medios, cuando lo podría haber planteado en la Comisión Ambiental de la Megalópolis, de la que forma parte central. 

Nos vemos mañana, pero en privado


lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
Web: lopezdoriga.com