En privado

Lo peor es que no hay solución

Podrán cambiar al diablo, pero el infierno es el mismo.Florestán

 

El problema de Guerrero más que Ángel Aguirre, que ya lo es, está en los años de impunidad, abandono, debilitamiento de las instituciones, fortalecimiento de grupos de presión, ya sociales, ya delincuenciales, ya estudiantiles, ya de gremio, de guerrilla, que sumado a la pobreza histórica, la corrupción y la cohabitación del crimen organizado con las policías y el poder político, ha llevado al estado a este momento donde no hay soluciones.

Por años se toleró, incluso fomentó, la relación de algunos grupos con movimientos guerrilleros y se dejó crecer el problema de los normalistas de Ayotzinapa y de la coordinadora local de maestros, la Ceteg, que hicieron de la impunidad su escudo.

Así, han podido cerrar la autopista, tomar casetas, cobrar el peaje, manifestarse violentamente, quemar el Congreso local y las sedes de los partidos, secuestrar autobuses, ordeñar gasolineras, robar carga de los camiones, retener choferes, bloquear bancos, centros comerciales y oficinas de gobierno, clausurar tiendas y cajeros y sitiar bancos y Palacio de Gobierno, sin que ocurriera nada para, decían las autoridades, evitar hechos violentos.

Este lunes, militantes de la Ceteg volvieron a vandalizar la sede del Congreso en Chilpancingo, y normalistas incendiaron el Palacio de Gobierno, después de destrozarle el frente y tomaron la sede del gobierno municipal, que aún retenían anoche.

Y todo esto se da en medio de la gravísima desaparición de 43 estudiantes normalistas, anoche se cumplieron 19 días, y la petición panista de desaparición de poderes en el estado.

El punto es el de la impunidad: ni el gobierno local ni el federal pueden hacer nada contra los actos vandálicos en Chilpancingo, porque no lo hicieron a tiempo, y hoy sería interpretado como una represión violenta contra estudiantes y maestros.

Peor solo la desaparición de los 43 normalistas, que tampoco se ha resuelto y el problema crece y se extiende.

RETALES

1. “BROTHER”. El alcalde prófugo de Iguala, José Luis Abarca, fue impuesto al PRD por el doctor Lázaro Mazón, candidato de Morena al gobierno de Guerrero, designado por Andrés Manuel López Obrador. Ahora resulta que su hermano, Luis Mazón, es el actual encargado del gobierno de Iguala. Claro que saben para quién trabajan;

2. “OMBUDSMAN”. La Comisión de Derechos Humanos del Senado no ha podido, siquiera, elaborar la convocatoria para los aspirantes a la presidencia de la CNDH, que debe estar resuelta en un mes. Me dicen que hay tiempo, cuando lo que hay son presiones no manejadas; y

3. RESPALDO. El coordinador de los senadores del PAN, Jorge Luis Preciado, acompañado de su bancada, pidió el lunes por la mañana la salida de Jesús Murillo de la PGR; al mediodía, en la asamblea del IMSS, el presidente Peña Nieto le dio su respaldo público y absoluto.

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com

Twitter: @lopezdoriga 

Web: lopezdoriga.com