En privado

Partidos: las mismas caras

En política, es más circunstancia que ciencia y constancia.
Florestán

Siempre he sostenido que los partidos políticos, más ocupados en lo suyo que en las bases y ya no diga usted en el resto de la sociedad, han venido a menos en todos los aspectos menos en el del financiamiento y spots gratuitos.

El año que viene, que solo hay elecciones en tres estados, México, Coahuila y Nayarit, los partidos recibirán del INE más de 4 mil millones de pesos y millones de anuncios en los medios electrónicos.

Del destino de los miles de millones de pesos se sabe poco por la falta de transparencia que se documenta con las multas reiteradas que la autoridad electoral les impone por la opacidad en la que se mueven y como operan; de los millones de spots, pues, que sirven para la promoción de los proyectos presidenciales de sus dirigentes, Morena, con Andrés Manuel López Obrador, y el PAN, con Ricardo Anaya. Pero ya el PRI muestra a Enrique Ochoa Reza y el PRD a Alejandra Barrales. Las franquicias partidistas solo hacen campañas de mantenimiento esperando que lleguen los tiempos electorales para el negocio de las alianzas.

Este desapego de las cúpulas con las bases ha provocado la falta de cuadros nuevos, de políticos de nueva generación como se ve, dramáticamente en Ciudad y en el Estado de México.

Del entonces Distrito Federal, el PRI postuló dos veces, en 2006 y 2012, a Beatriz Paredes para jefa de Gobierno, mientras el PAN se tuvo que ir con dos externos, Demetrio Sodi, senador del PRD, en 2006, y la señora Isabel Miranda, en 2012, sin éxito alguno. El PRD no es ajeno. Siempre ha postulado a perredistas con antecedentes tricolores en algún momento de su vida: Cuauhtémoc Cárdenas, Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard. Para 2012 se les acabaron y recurrieron a un externo: Miguel Ángel Mancera, que ganó ampliamente.

Y en el Estado de México, para 2017, el PAN piensa en Luis Felipe Bravo Mena, que no quiere, y el PRD en Alejandro Encinas, que fueron candidatos hace 23 años, en 1993, y en 2012.

Les digo: la falta de cuadros los mata.

Pero mientras haya financiamiento, ¡qué les importan los cuadros…!

Aunque pierdan.

Retales

1. Relevo. La designación presidencial del nuevo secretario de Cultura, a la sentida muerte de Rafael Tovar y de Teresa, será hasta enero, cuando podría darse otro relevo en el gabinete;

2. Regreso. Luis Videgaray está dedicado a su vida personal y familiar. Pero esto podría cambiar pronto. Por el momento no tiene ninguna encomienda del presidente Enrique Peña Nieto, ni realiza operación alguna. Pero esto se modificaría el año que viene, en enero, por ejemplo, y en el gabinete; y

3. Orden. Humberto Moreira ya recibió el mensaje: no será candidato del PRI en su proyecto de ser diputado local en Coahuila. Si quiere irse como independiente o por otro partido, es su decisión, pero por el PRI, no.

Nos vemos el martes, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
Web: lopezdoriga.com