En privado

¿A los partidos, les valen las elecciones?

Están en guerra consigo mismos. Florestán


Parecería parte de la narrativa de lo obvio, pero los más interesados en que haya elecciones el próximo 7 de junio y que todo salga bien, que la gente acuda y vote en paz, que los votos se cuenten, se cuenten bien y que los resultados se respeten, son los partidos políticos, pero no está siendo así, al menos, no es el registro que los ciudadanos estamos teniendo. Y en ese abandono dan la impresión de haber dejado la responsabilidad al gobierno federal y al Instituto Nacional Electoral.

Si nos vamos a los que hemos visto en la primera oleada de lo que será un tsunami de 26 millones de spots de aquí a junio, esa no es una de sus preocupaciones, ni de lejos.

Su propaganda en radio y televisión ha ido por lo obvio, por lo fácil, por lo ya visto (ahí está la revisión y puntual análisis que Álvaro Cueva ha presentado aquí en MILENIO) y, algunos, por la campaña de odio promovida por sus asesores extranjeros, al tiempo que surgen algunas voces, aún aisladas, unas serenas, otras violentas, que dicen No a las elecciones, sin que ningún partido responda, dejando la responsabilidad del proceso al INE, cuando es de todos.

El caso de Guerrero, en particular Chilpancingo, secuestrado por la Ceteg, los normalistas desaparecidos y algunos movimientos sociales que se oponen a las elecciones son la luz roja, por el riesgo del contagio a zonas donde la Coordinadora tiene influencia: marcadamente Oaxaca, Morelia y Tuxtla Gutiérrez.

Esto lo tienen que haber visto los partidos que, insisto, con los ciudadanos, son los principales interesados en que haya elecciones, pero todavía no han hecho ni dicho nada para acompañar al INE y a los mexicanos en ese afán, más preocupados por sus intereses internos y particulares que por el bien superior a tutelar, en este caso, la jornada electoral del primer domingo de junio.

Y en su ausencia, mandan el mensaje de que ese no es su problema, cuando debería ser su prioridad.

Retales

1. Visita. Miguel Barbosa, presidente del Senado y coordinador de la bancada del PRD, será recibido mañana en audiencia privada por el papa Francisco en El Vaticano. La visita es a título personal, familiar, para agradecer. Barbosa estuvo al borde de la muerte y regresó. No cargó el viaje a gastos del Senado;

2. Encuentro. En Davos coincidirán dos ex presidentes, Ernesto Zedillo, iniciativa contra la pobreza, y Felipe Calderón, cambio climático, y tres ex secretarios de Hacienda: Guillermo Ortiz, José Ángel Gurría y Agustín Carstens; y

3. Vacaciones. Regresó el ex presidente de la Corte Juan Silva Meza de unas largas vacaciones, solo vino el día 2 para la elección del sucesor y las retomó. Por eso se pospuso hasta ayer la elección de Alberto Pérez Dayán como presidente de la segunda sala, en relevo de Luis María Aguilar.

Nos vemos mañana, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
 o Web: lopezdoriga.com