En privado

El papa que viene

Fue culpa de la música.  Florestán

 

Las seis visitas de los papas, Juan Pablo II y Benedicto XVI a México han tenido una intensa carga política.

Así fue la primera del papa polaco en enero de 1979, cuando fue recibido con desdén por el presidente José López Portillo en el hangar de lo que hoy es la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Lo dejo con su grey, le dijo a pesar de que él lo había invitado, como me reveló el mismo Wojtyla en el vuelo Roma-Santo Domingo, en ruta a México y años más tarde revelaría el mismo ex presidente, que lo había invitado a petición de su mamá.

El segundo viaje de Juan Pablo fue 11 años después, en mayo de 1990. Recuerdo que en el avión le comenté que sería recibido por Carlos Salinas en el hangar presidencial, lo que le sorprendió y agradeció.

Su tercer viaje, a Mérida, fue el primero como visita oficial, tras el establecimiento de relaciones en septiembre de 1992.

El cuarto, ya con Ernesto Zedillo, en enero de 1999, parecía el cierre de un ciclo: enero 1979-enero 1999, pero no. Vicente Fox se empeñaría en que viniera, tras el desdén a su esposa Marta Sahagún en la visita al Vaticano, donde el Departamento de Estado impidió que el pontífice los recibiera juntos por su condición de divorciados vueltos a casar, quedando como imagen de, el beso de la plaza de San Pedro. Vendría en julio de 2002, cuando canonizó a Juan Diego, ya con un muy frágil estado de salud. Moriría el 2 de abril de 2005.

Siendo presidente Felipe Calderón, operó para que viniera Benedicto XVI, a quien le reservaron un lugar y símbolo que no habían dado a su antecesor por razones históricas, la Guerra Cristera: El Cerro del Cubilete, donde al pie del monumental Cristo Rey, ofició una misa a la que asistieron el Presidente de la República y los candidatos Peña Nieto, Vázquez Mota, López Obrador.

Ahora, tras la invitación del presidente Peña Nieto al papa Francisco, en su visita al Vaticano el sábado 7 de junio del año pasado, se ha confirmado que viene en febrero y tras la inolvidable imagen del pontífice en la tribuna del Congreso de Estados Unidos, y el mensaje histórico que allí dejó, lo han invitado formalmente a hablar ante el pleno del Senado, decisión que al final, y como dijo el nuncio Christophe Pierre, será del obispo de Roma.

Eso sí, en el breve tiempo, veremos el impacto de su presencia en la vida nacional, la política, incluida, como ocurrió con los viajes y mensajes de sus antecesores.

RETALES

1. OPCIONES. El alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro, puede optar en 2012 por la reelección, el gobierno de Jalisco, o la candidatura presidencial;

2. PROTESTA. Protestó como gobernador de Guerrero Héctor Astudillo. Dijo que recibe un Guerrero peor que en la Independencia y que en la Revolución; y

3. ENGRUDO. Al PRI se le puede complicar la elección de Veracruz, que es clave para 2018. Salen Yunes por todas partes.

 

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
 o Web: lopezdoriga.com