En privado

El papa, AMLO y Norberto

Sus garantías no garantizan nada.  Florestán


El solo anuncio de la próxima visita del papa Francisco a México, en febrero, ha desatado una demanda inusitada por su presencia. Lo quieren gobernadores, alcaldes, organizaciones civiles, empresarios, intelectuales, obispos, diputados y senadores. Lo quieren en el sureste, en El Bajío, en el norte, en el Golfo, lo quieren en todas partes y es natural el interés que la visita de este obispo de Roma ha despertado.

Alguien me dijo que este viaje está marcado por el albazo de Andrés Manuel López Obrador cuando aún sin tener las fechas, él, ahora se sabe porque lo contó, con la intercesión del arzobispo primado Norberto Rivera consiguió un lugar de privilegio al terminar la audiencia pública del miércoles pasado en la plaza de San Pedro, donde estrechó la mano del papa, le regaló una medalla y le dejó una carta. La relación López Obrador-Rivera Carrera va mucho más allá de lo material, la donación de unas tres hectáreas para la Plaza Mariana en la Basílica de Guadalupe; la cercanía radica en su rechazo, cuando fue jefe de Gobierno del Distrito Federal y controlaba la Asamblea Legislativa, a aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo, su derecho a adoptar y la interrupción del embarazo antes de los 12 semanas de gestación, lo que el tabasqueño siempre frenó.

Luego vendría Marcelo Ebrard a promoverlas, lo que produjo una ruptura con el arzobispo primado que le echó encima toda la fuerza de la Iglesia católica y hasta lo llevó a tribunales.

Por eso a nadie debe extrañar que haya sido Rivera Carrera el operador del encuentro en Roma, ni nadie debe llamarse sorprendido cuando al solo anuncio de la visita del papa Bergoglio a México, todos quieran verlo, oírlo, saludarlo, tocarlo.

Será una visita extraordinaria en un momento muy complicado, y una buena noticia, cuando hoy escasean.

RETALES

1. VISITA. Está confirmada la primera visita oficial a México del presidente de Cuba, Raúl Castro. Como jefe de las fuerzas armadas, en el pasado asistió como representante cubano al desfile del 16 de septiembre en los 70. Ahora vendrá como jefe de Estado. La visita será en Mérida, ya que por razones de salud, no puede venir a la altura de la Ciudad de México;

2. REGRESO. Fernando Moreno regresó a su casa en Colima a los cinco días del atentado, el lunes 12, del que vive de milagro. Ahora falta saber el móvil y autoría intelectual; y

3. DECISIÓN. Hoy es el día en el Tribunal Electoral. Su pleno decidirá si anula o no las elecciones para gobernador de Colima, como exige el PAN. La ventaja oficial del priista Ignacio Peralta es de .18 por ciento, que equivale a 503 votos. El PAN tiene el control del Congreso. La última vez que se anuló una elección de gobernador fue hace 12 años, en 2003 y, precisamente en Colima.

Nos vemos mañana, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
 o Web: lopezdoriga.com