En privado

El “operativo” contra el obispo

Estaba fuera de mí por estar  dentro de ti.

Florestán

 

Había adelantado el viernes que esta entrega sería sobre la relación de Lilian de la Concha con su novio Marco Antonio Delgado Licón y los contratos que obtuvo en la CFE, e incumplió por cien millones de dólares, por lo que hay abierta una averiguación en la PGR, además del proceso que se le sigue en una corte federal de Estados Unidos en El Paso, Texas, por lavado de 600 millones de dólares, en los que la fiscal la incluye, pero lo haré mañana ya que no puedo dejar pasar el caso del obispo de Apatzingán, don Miguel Patiño Velázquez.

Ayer por la mañana se informó que fuerzas federales, en trabajo de inteligencia, habían interceptado llamadas del teléfono satelital de un mando del crimen organizado en Michoacán, en las que hablaban de secuestrar al prelado, quien apenas el l5 de octubre había publicado una carta en la que denunciaba la situación en ese estado, dominado en gran parte por bandas de narcotraficantes, marcadamente los autollamados Caballeros templarios y llevaba a Michoacán a nivel de estado fallido con una dura crítica a los gobiernos municipales, estatal y federal al que, sin embargo, le concedía su voto de confianza.

En este escenario de crítica y reclamo por la muerte de cinco sacerdotes, ahora se sabe que desde l989, se informó que la noche del domingo llegaron hasta la casa episcopal, al lado de la catedral de Apatzingán, 40 unidades de la Policía Federal que trasladaron al obispo a un cuartel para protegerlo de un ataque del crimen organizado.

Al mediodía hablé con su vocero y vicario general, el padre Javier Cortés, quien desmintió que el obispo Patiño Velázquez estuviera protegido en una base militar, dijo que estaba en el encuentro anual de sacerdotes de Michoacán, y que sí, que la noche del domingo lo escoltaron policías federales, pero solo para salir de Apatzingán, que luego siguió su camino solo, porque no tiene vigilancia, ya que Dios lo cuidará.

El hecho es que mientras se especulaba sobre su aislamiento en un cuartel no revelado para protegerlode un ataque de los Templarios, el obispo estaba con sus sacerdotes, lo que retrata el clima que se ha creado en Michoacán.

Y también la escasez de rigor periodístico.

retales

1. Investigación. Los nombres de tres ex alcaldes de Acapulco están en la investigación federal sobre los permisos y autorizaciones a desarrollos en la zona Diamante: Félix Salgado Macedonio, Zeferino Torreblanca y, el que más, Alberto López Rosas;

2. Infonavit. La investigación también abarca al Infonavit, que prohibió la construcción de una casa más en esa zona Diamante y luego financió ¡diez mil!; y

3. Temblor. Más de un senador priista que busca ser gobernador y trató de evitar su voto para la reforma hacendaria, recibió una llamada que lo convenció para hacerlo.

Nos vemos mañana, pero en privado.