En privado

Los muertos de la CNDH

Ahí se reparten sus insultos.Florestán


El martes, en medio de la ocupación militar de Apatzingán y los operativos para desarmar a las guardias comunitarias, en Antúnez, Parácuaro, fue muerto uno de sus integrantes a tiros de un soldado, y otro quedó muy grave.

Al mediodía, la CNDH emitió un comunicado anunciando la muerte de cuatro personas, entre ellos un niño, sin decir quién los había matado, pero deslizando que había sido el Ejército al apuntar que este organismo autónomo considera que toda acción a cargo de autoridades responsables de seguridad pública, o bien de las fuerzas armadas, debe apegarse a la ley, al respeto a la vida y la seguridad de las personas.

En el cuerpo principal de su comunicado decía que la CNDH, que preside el doctor Raúl Plascencia, inició una investigación de oficio por las presuntas violaciones a derechos humanos de cuatro civiles, entre ellos un niño de once años, que fallecieron (sic) en Antúnez.

Para esa hora, dos de la tarde, la Secretaría de la Defensa Nacional decía: no hay confirmación ni de la Sedena ni del mando territorial de Michoacán en relación a los muertos.

A las seis de la tarde, desde Veracruz, el secretario Miguel Ángel Osorio Chong daba el parte oficial: un muerto y se investiga el caso de otra persona.

A las diez de la noche, la CNDH mandaba lo que llamó un alcance a su comunicado anterior, que corregía el número de muertos: Hasta este momento, los visitadores adjuntos enviados a Antúnez tienen conocimiento y confirman el fallecimiento de dos personas miembros de grupos de autodefensa: Mario Pérez y Rodrigo Benítez.

¿Qué pasó en el transcurso de las horas entre el primer y el segundo comunicado de la CNDH? Pues que al mediodía no tenían confirmado lo que por la noche ajustaron: el número de muertos, grave error que retrata el momento por el que atraviesa esa institución y que en nada la fortalece.

RETALES

1. Dinero. El IFE le va a dar al PRD, este año que no hay elecciones, 700 millones de pesos, lo que explica la necesidad de Jesús Zambrano por mantener el control del partido y del presupuesto;

2. Manzana. Carlos Navarrete acusó al gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, de hacerle un regaloenvenenado con la publicidad de la revista Cambio, pero no lo denunció. Y es que por más que sea envenenado, fue un gran regalo, de quien haya sido, hasta autorregalo; y

3. cuba. La deuda de Cuba a México viene desde los tiempos de Luis Echeverría. En la visita de Carlos Salinas a La Habana, en 1994, se hizo una negociación a cambio de la compañía telefónica que se le entregó al empresario regio Javier Garza Calderón, lo que luego sería un fracaso y nunca se aclararon las cuentas. El tema está para la visita del presidente Peña Nieto a la isla, el día 28.

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com