En privado

No hay modo. No lo puede ver...

Quieren hacer de una opinión
un peritaje
. Florestán


Mal andan las cosas en el PAN, cuando su presidente, Gustavo Madero, se niega a hablar, siquiera, con Ernesto Cordero, y prefiere sentarse con la oposición perredista o encerrarse en su primer círculo.

El martes, Cordero me dijo que no veía a Madero desde el 29 de abril, en el minidebate, y que no hablaba con él desde mayo del año pasado, cuando lo destituyó como su coordinación en la bancada del Senado, para colocar a Jorge Luis Preciado.

Ese día, Madero se reunió con el presidente del PRD, Jesús Zambrano, en el concurrido jardín del hotel Four Seasons, previo aviso a algunos medios, y retuiteó la foto que subió MILENIO: Dialogan Zambrano y Madero sobre ley de telecom.

El miércoles, Cordero le llamó por teléfono, y no sé de qué hablarían, porque el primero no dio detalles, solo comentó que le había marcado, a lo que Madero contestó con otra foto en su cuenta de Twitter, donde aparece jugando futbolín con Preciado.

Era su respuesta a lo que me había declarado Cordero en el sentido de que pediría a Madero el relevo de Preciado, en aras de la pluralidad de su bancada, y que designara a otro que representara a la mayoría.

Ese mismo miércoles se filtró que comerían juntos, lo que resultó una volada. Cordero sí comió, pero no con Madero, se sentó a la mesa en el St. Regis, con los coordinadores en el Senado: Emilio Gamboa, del PRI, y Miguel Barbosa, del PRD, una comida que se tiene que entender de apoyo al panista.

Y ayer, tras protestar como presidente del PAN, cuando los reporteros le preguntaron si invitaría a Cordero a formar parte de la Comisión Permanente del PAN, se atropelló:

—Sí, claro, sí, sí, lo invito.

—¿Cuándo hablaría con él?

—Ya hablé con él, no tenemos ahorita fecha, dejamos pendiente ahora unos trabajos que tenemos pendientes.

Y acto seguido confirmó como sus coordinadores parlamentarios a los mismos: Preciado en el Senado y Luis Alberto Villarreal en la Cámara de Diputados.

Así se llevan y así está el ambiente en el PAN.

RETALES

1. Cifras. El Inegi da a conocer hoy las cifras del crecimiento económico del primer trimestre y se adelanta un recorte de 3.9 previsto. Hacienda, que desde anoche tiene el documento, saldrá a hacer oficial una revisión a la baja;

2. Oposición. No deja de llamarme la atención: ayer en la comparecencia de Miguel Ángel Osorio Chong en el Senado hablaron por sus bancadas, uno tras otro, Manuel Camacho Solís, PRD, y Manuel Bartlett, PT. Ambos secretarios del gabinete de Carlos Salinas, hoy ambos en la oposición; y

3. División. Al hablar en los 25 años de la fundación del PRD, Cuauhtémoc Cárdenas advirtió de la división en ese partido, lo que negaron y le reprocharon. Hoy se enfrentan Alejandro Encinas y Jesús Ortega por el tema de la pensión judicial. ¡Qué tal si hubiera división!


Nos vemos el martes, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com