En privado

Los 45 mil millones de la Línea 12

No busquen en mí respuestas, yo solo tengo preguntas.
Florestán

La mañana del 30 de octubre de 2012, en la inauguración de la Línea 12 del Metro, primer acto que Marcelo Ebrard invitaba al presidente Felipe Calderón, le dio las gracias por los 2 mil millones de pesos aportados por el gobierno federal, que luego el mismo Calderón le aclararía que habían sido 8 mil.

¿Por qué la confusión? Nunca se aclaró pero, efectivamente, Calderón tenía razón y Ebrard no, y son esos 8 mil millones de pesos los que ahora justifican la investigación que realizan la Auditoría Superior de la Federación y la Secretaría de la Función Pública sobre el destino de esos dineros, independientemente de la que llevan a cabo los órganos de control del Gobierno del Distrito Federal, donde no salen las cuentas.

La obra civil, presupuestada en 17 mil millones de pesos, subió a 24 mil millones de pesos, más otros 4 mil que están pendientes de cobro, a lo que el GDF se niega a pagar. Y sumar los 17 mil millones del contrato de renta a la española CAF, por 15 años de 30 trenes, en adjudicación directa.

De acuerdo con las versiones, el Gobierno del Distrito Federal, vía el STC-Metro, cambió de proveedor ya iniciada la obra civil rentando los 30 convoys que ahora se denuncia lo que entonces callaron todos: que no eran compatibles con las vías construidas en la Línea 12.

El punto es que en este escándalo todos se han deslindado: Marcelo Ebrard, el consorcio de constructoras ICA-Carso-Alstom, el director del Proyecto Metro DF, Enrique Horcasitas, la española CAF, el ex secretario de Finanzas, hoy senador, Mario Delgado, el ex director del Metro y su sucesor, Joel Ortega, y el mismo Miguel Ángel Mancera, al que le estalló el conflicto y no la va a dejar pasar, al contrario.

RETALES

1. PLURAL. El sábado pasado, en su hacienda, Diego Fernández de Cevallos sentó a la misma mesa con motivo de su cumpleaños al ex presidente Felipe Calderón y a Cuauhtémoc Cárdenas, su oponente en las elecciones presidenciales de 1994. Fue un gran momento;

2. SE BUSCAN. La PGR ya ha solicitado al gobierno de Estados Unidos la localización de Amado Yáñez. La última pista los llevó a Miami y a Houston. La orden forma parte de la averiguación previa por lavado de dinero del caso Oceanografía; y

3. OTROS. En expediente de los hermanos Javier y Óscar Rodríguez Borgio, la búsqueda se ha extendido a España. El caso aquí es lavado de dinero y relaciones con el crimen organizado, como el de Martín Díaz, acusado de comprar combustible robado por grupos criminales y venderla en sus estaciones del Grupo Gasolinero Mexicano. Aquí el tema alcanza a Caja Libertad, que recién adquirió, y sus casinos.

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com