En privado

Ni la mano le daban a los presidentes

Ciudadano rastreado vía satélite. Florestán

 

El lunes inicia el primer periodo ordinario del tercero y último año de esta legislatura, y arranca con el hecho inédito de que el PRD presidirá la Mesa Directiva del Senado, con Miguel Barbosa, y de la Cámara de Diputados, con Silvano Aureoles.

Le contaba ayer que el único antecedente de un partido de oposición presidiendo los dos órganos del Congreso data de 2010, cuando Manlio Beltrones presidió la Mesa de la Cámara de Senadores, y Jorge Carlos Ramírez Marín, la de los Diputados. De antes no hay referentes.

La diferencia es que ahora es un año electoral, lo que tiene una carga que da otra dimensión a esta excepción.

Tengo claro que cuando el presidente Enrique Peña Nieto, tras su victoria electoral de julio de 2012, estableció la estrategia a seguir en el Congreso para que el PRI presidiera el Senado en el segundo año de la legislatura, fue la clave de la aprobación de las grandes reformas en sus dos vertientes, constitucionales y secundarias, y la Junta de Coordinación Política en el tercero, año electoral.

En la Cámara de Diputados estaba resuelto por ley, pues el orden decreciente de diputados le daba el primer año, el segundo al PAN y el tercero al PRD.

Pero el Senado fue operación política pura, pues no hay norma, es acuerdo y lo que parecía una palabra que se llevaba el viento se convirtió en palabra cumplida y Emilio Gamboa se sostuvo, pese a las presiones del PAN, que llegaron hasta la mesa del secretario Osorio Chong, en lo que la decisión del presidente Peña Nieto fue determinante: que se cumpla el compromiso con el PRD.

Así, el domingo por la noche, Barbosa protestará como presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, como ayer lo hizo Aureoles, en la Cámara de Diputados.

Por eso, en el inminente septiembre, veremos a un Presidente emanado del PRI en medio de dos perredistas, desde su mensaje con motivo de su segundo Informe de gobierno, el lunes en Palacio Nacional, hasta las ceremonias de la defensa del Castillo de Chapultepec, el 13; el Grito, la noche del 15, el desfile militar del 16, los tres en el balcón central de Palacio Nacional, de lo que tampoco hay registro, avance y cambio de los que no se había hablado, pero que quedarán como un saludable y moderno retrato.

No hace mucho, ni la mano le daban a un Presidente.

Retales

1. Entrega. El lunes a las 5 de la tarde, Silvano Aureoles recibirá de manos de Miguel Ángel Osorio Chong el segundo Informe de gobierno del presidente Peña Nieto;

2. Protesta. El domingo, a las ocho de la noche, Miguel Barbosa recibirá el voto unánime de sus pares y protestará como presidente del Senado; y

3. Aeropuerto. Es inminente el anuncio presidencial del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, en la zona en la que Vicente Fox no pudo construirlo tras el desastre de Atenco. Tendremos noticias la semana que viene.

Nos vemos el martes, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
 

Web: lopezdoriga.com