En privado

El IFT miente: sí pidió a la PGR que me citara

Las amenazas son las entrañas
de los cobardes.
Florestán

Le adelantaba ayer que por una nota en la primera plana de El Universal me enteré de que, con Javier Tejado Dondé, había sido citado por la Procuraduría General de la República a declarar en torno a la información que publiqué sobre el amaño de Tecnoradio para hacerse de más de 77 estaciones de radio en la primera gran licitación de frecuencias que hacía el Estado mexicano en la historia de este país a través del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), lo que causó un daño superior a los 270 millones de pesos al erario y a la imagen empañada de la transparencia que debería garantizar ese órgano regulador.

Y que era el mismo IFT el que lo había solicitado, en lugar de pedir la comparecencia de la empresa fachada, Tecnoradio, que sabía estaba ligada a Grupo Radiorama, que posee más de 250 estaciones de radio y que buscaba hacerse de más, con esa sociedad fantasma para, además, lograr 15 por ciento de descuento en las estaciones a pagar, ahorrarse unos 40 millones de pesos con el engaño de que era nuevo entrante, para lo que hicieron el montaje.

Tras la fachada de Tecnoradio, aparece el nombre de Javier Pérez de Anda, uno de los más conocidos radiodifusores de México, lo que se ocultó con el registro de Alí Eduardo Baños, lo que debería haber conocido la autoridad que, enterada por los reportes periodísticos de Tejado Dondé publicados en El Universal y por este reportero en este espacio de MILENIO, recurrió a la PGR a presentar una denuncia donde pide que nos cite a los dos.

El martes hablamos en Radio Fórmula sobre este tema Javier y yo, y a los 45 minutos el IFT mandó una nota informativa, desmintiendo lo dicho y afirmando que en ningún momento ha señalado, presumido o imputado responsabilidad alguna a comunicadores o columnistas (sic).

Sin embargo, en su denuncia ante la PGR de fecha 30 de mayo de 2017, el IFT pide que el agente del Ministerio Público de la Federación me cite en estos términos: se le puede ubicar en el domicilio del periódico MILENIO en Morelos 16, colonia Centro, Delegación Cuauhtémoc, CP 06040 y que solicito (el IFT) que a esa H. Representación Social de la Federación (la PGR) requiera su presencia para que se pronuncie en relación a los hechos que manifiesta en su columna de fecha 3 de marzo de 2017 en atención al hecho de la presente denuncia o querella.

Por eso dije ayer, y sostengo hoy, que el IFT miente al decir que no pidió a la PGR que me citara con base en lo publicado en este espacio, lo que es un atentado a la libertad de expresión y que, por cierto, resultó cierto como cierto resultó que esa autoridad, el IFT, ignoró el trasfondo de la empresa fachada en la licitación que le otorgó 37 estaciones de radio por un monto de 288 millones de pesos que al final ni pagó y perdió, pero no por el engaño, sino por incumplir el requisito esencial del pago.

Así las cosas en el IFT que tira la denuncia y esconde la mano.

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
Web: lopezdoriga.com