En privado

La fuga de fugas

Solo sueñan los dormidos.Florestán

 

El gobierno del presidente Peña Nieto ha atravesado, centralmente, cinco crisis, seis si se añade el insuficiente crecimiento económico: la casa blanca, Ayotzinapa, Tlatlaya, la rebelión de la Coordinadora y la fuga de Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo Guzmán.

Por supuesto que en esta contabilidad cada quien es libre de agregar la que quiera, pero esas son las centrales bajo el gran paraguas de la impunidad, la falta de respeto a la ley, la opacidad y la violencia.

De todas, me quiero referir a la más reciente: la increíble evasión de El Chapo Guzmán del penal federal de máxima seguridad de El Altiplano, en el municipio de Almoloya, Estado de México, a las 20:52 del pasado sábado 11 de julio.

El que había sido declarado dos veces el delincuente más buscado de México, tras el asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, en mayo de 1993, y su primera fuga del penal, también de máxima de seguridad de Puente Grande, en Jalisco, en enero de 2001, la volvió a hacer, se fugó de nuevo convirtiéndose por tercera vez en el criminal más buscado del país.

Aquel sábado 11 de julio, se diría después, todo había transcurrido con normalidad; el delincuente en su celda, la número 20 del pasillo 2 del área de tratamientos especiales donde se le monitoreaba día y noche hasta ese sábado cuando de acuerdo con lo milimétricamente planeado, el túnel que se comenzó a cavar meses antes desde una casa en construcción a mil 500 metros de su celda, rompió en el suelo del daño con una precisión milimétrica y por allí escapó no sin antes romper el brazalete que portaba en la muñeca abandonándolo en la misma celda.

Cuando los custodios se dieron cuenta, El Chapo ya estaba lejos colocando al gobierno de México en una de sus peores crisis, no superada.

La fuga desnudó las fallas históricas en el sistema penitenciario mexicano que se localizan en un aspecto central: la corrupción.

El único modo de recomponer ese daño, y eso en parte, es capturarlo, lo que se ve difícil. La última vez les llevó 14 años y tres gobiernos.

RETALES

1. AUSENCIA. En Los Pinos sabían que Miguel Mancera, fuera del país por vacaciones, no acompañaría al Presidente al evento de recuperación de unidades habitacionales del DF. Pero Patricia Mercado, que no fue, mandó al secretario de Obras;

2. COORDINADORA. Sin los recursos financieros ilimitados de siempre, es otro el panorama para las movilizaciones de la sección 22 de Oaxaca. La amenaza de no iniciar cursos el 24 de agosto le puede resultar aún más cara a los maestros faltistas, que perderían el trabajo; y

3. ERROR. Xóchitl Gálvez le da cobijo a Arne Aus den Ruthen, en la misma delegación de la que fue titular, con lo que manda una señal equivocada y, sobre todo, no planteada en su campaña. Arne fue un desapercibido candidato independiente y los vecinos tienen memoria.

Nos vemos mañana, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
 

Web: lopezdoriga.com