En privado

¿Quién es el que falta de Oceanografía?

Siempre hay una última vez.Florestán

El caso del megafraude de Oceanografía a Banamex estalló el 11 de febrero, cuando la Secretaría de la Función Pública la inhabilitó por 21 meses, por incumplir el pago completo de las fianzas en contratos por 251 millones de dólares que, entre otros muchos más, obtuvo de Pemex.

Esto encendió una alarma en Grupo Financiero Banamex, su acreedor por más de 585 millones de dólares: si no tenía contratos, ¿cómo iba a cubrir sus créditos, además, a muy corto plazo?

Al cruzar información con Pemex, el banco descubrió la inexistencia de garantías y la falsificación de documentos y de montos de las cuentas por cobrar que le habían dado en prenda por esos financiamientos.

El asunto llegó a la PGR, que la intervino para no profundizar el daño en un rubro estratégico como el petróleo, y a la Secretaría de Hacienda vía su Dirección de Inteligencia Financiera y a través de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. El procurador Jesús Murillo Karam me reveló que la averiguación abierta era por lavado de dinero.

En Nueva York, Michael Corbat, director de Citi, ordenó una investigación interna en Banamex e hizo una corrección a la baja de los resultados financieros que había publicado, como el lunes por la noche lo hiciera aquí el banco por las mismas razones: el fraude de Oceanografía.

Pero en esta trama falta un elemento: Pemex.

Si Citi investiga la posibilidad de que alguno de sus funcionarios estuviera involucrado, ¿por qué Pemex no?

No puedo entender este fraude, el mayor bancario de los tiempos recientes, sin la colaboración de al menos algún topo en Petróleos Mexicanos.

Y eso es lo que tiene que investigar, y despejar, su director, Emilio Lozoya, que ayer me dijo que está en eso.

Porque sin esa colaboración de adentro, no hubieran podido consumar un fraude de esta magnitud y que afloró a partir de la inhabilitación de Oceanografía y la investigación interna de Banamex.

De no haber sido inhabilitada, el fraude hubiera sido perfecto.

Ahora faltan los socios.

RETALES

1. CUATRO. Ya hay acuerdo en la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados y los cuatro consejeros del IFE lo serán del Instituto Nacional Electoral: María Marván, Benito Nacif, Marco Antonio Baños y Lorenzo Córdova;

2. SILENCIO. Nada se sabe de la denuncia que la senadora con licencia del PRD Iris Vianey Mendoza presentó en la PGR con motivo de su supuesta relación con la Barbie grupera, hija de un jefe templario; y

3. PLANILLAS. Ni Gustavo Madero ni Ernesto Cordero han designado a los siete integrantes de sus planillas para registrar su candidatura en el PAN. Solo tienen resueltos a sus respectivos secretarios generales: Ricardo Anaya y Juan Manuel Oliva.

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com