En privado

La ex de Fox, enamorada y burlada

La vida es un repechaje. Florestán

La única imagen que tengo de Lilián de la Concha, ex esposa de Vicente Fox, es la de una foto donde aparece arrodillada ante Juan Pablo II acompañada de Marcial Maciel, entonces superior de todos los Legionarios de Cristo, para demostrar que ante Dios ella era la única esposa de Vicente Fox y no Marta Sahagún, que ya se había casado por lo civil con el entonces Presidente de México.

Eran otros días para todos.

De la foto solo sobrevive ella, una mujer ingenua, burlada por un estafador, Marco Antonio Delgado Licón y, ahora se sabe, operador del crimen organizado, acusado de lavar 600 millones de dólares para un cártel del narcotráfico.

Delgado Licón, un abogado que operaba en El Paso, Texas, desde el año 2002 comenzó a enamorar a la ex esposa de Fox, 14 años mayor que él, y la involucró en una serie de contactos con lavadores de dinero, por lo que también está acusada por esa misma corte federal.

De acuerdo con la fiscal Debra Kanof, quien lleva el caso en El Paso, Delgado Licón habló varias veces con Lilián de la Concha para ver la forma de lavar esos 600 millones de dólares de los cuales él ganaría 5%.

La fiscal tiene en su poder, y obran como pruebas, correos electrónicos con claves sobre movimientos de dinero.

El tipo, que siempre se hospedaba en el hotel María Isabel de la Ciudad de México, según la investigación periodística de Katia D’Artigues publicada hace un año, se hacía pasar por agente de la CIA. Un día le mostró un portafolios lleno de dólares y le dijo que era dinero del ¡Plan Mérida!

Hoy, Delgado Licón está detenido en El Paso, acusado de lavado de dinero, y ella, su doble víctima: la abandonó cuando obtuvo un multimillonario contrato en la CFE, que la PGR investiga, y está acusada de formar parte de una conspiración para blanquear esos 600 millones de dólares.

El martes le contaré cómo la usó en la CFE.

RETALES

1. PANISTAS. El abandono de los senadores panistas provocó el endurecimiento de los perredistas, que encarecieron su voto y aumentaron el impuesto a alimentos chatarra de 5 a 8 por ciento;

2. ENCUENTRO. A la reunión con Luis Videgaray donde se decidieron estos cambios, asistieron Emilio Gamboa, coordinador del PRI, y del PRD, su coordinador, Miguel Barbosa, que ya navega con peso propio, acompañado de Armando Ríos Píter, Alejandro Encinas y Dolores Padierna. ¡Quién la oyera y quién supiera!; y

3. BALANZA. Se modifican los pesos en la bancada panista del Senado, aunque fueron todos juntos en el NO a la reforma hacendaria. El miércoles convocaron a comidas por separado Jorge Luis Preciado, el coordinador, y Ernesto Cordero. Con el primero fueron 23; con el segundo, seis. Hace unos meses hubiera sido al revés.

Nos vemos el martes, pero en privado