En privado

Que sí entienden que entienden

Cuando no pueden cambiar el presente, buscan cambiar el pasado. Florestán

 

Hace 15 días, el Financial Times publicó una entrevista con Luis Videgaray que sacudió a algunos altos funcionarios del gobierno federal y a ciertos priistas.

El secretario de Hacienda, la víspera de la visita oficial del presidente Peña Nieto al Reino Unido, reconoció lo que oficialmente no habían aceptado públicamente como tal, que lo más urgente es reconstruir la confianza en el gobierno, respondiendo a aquel editorial de The Economist, que decía que el gobierno de México no entendía que no entendía.

El mensaje de Videgaray vía Financial Times es que sí entienden que la reconstrucción de la confianza en este gobierno es la prioridad y que de nada sirven las más espectaculares reformas, si no se logra recuperar esa confianza perdida: No solo se trata de reformar y reformar. Necesitamos abordar lo que realmente importa a la sociedad mexicana que no es solo la corrupción y la trasparencia. Va más lejos, tiene que ver con la confianza. Podríamos llevar a cabo diez reformas energéticas, pero si no le sumamos la confianza no abarcaremos el potencial de la economía mexicana, dijo, a lo que yo agregaría que no se abarcaría el potencial del actual gobierno cuando apenas ha recorrido dos años y tres meses del sexenio.

Esto fue reforzado por el presidente Peña Nieto cuando en una entrevista, el viernes pasado al mismo Financial Times, que publicó ayer, les dice que entiendan que sí entiende que el problema es de desconfianza y, añade, incredulidad, y que por eso empuja la gran reforma siempre pendiente, la del estado de derecho con un trípo de: certidumbre jurídica y fin de la impunidad, transparencia con rendición de cuentas y combate a la corrupción, que ha convertido en su prioridad.

Una vez dicho lo anterior, y ya que citó el clima de sospecha y duda que ha surgido, lo urgente ahora es trasladar esta declaración al terreno de los hechos, para recuperar la confianza y credibilidad perdidas.

Y si en el calendario quedan tres años y nueve meses de gobierno, para alcanzar ese objetivo queda muchísimo menos tiempo.

RETALES

1. DOS PESAS. No entiendo por qué el gobierno federal puede evitar que tomen la caseta de Palo Blanco, en Chilpancingo, y permita la cotidiana toma de caseta de Huitzo, en Oaxaca;

2. DICHO. Marcelo Ebrard llegó a su Plan A: la candidatura de diputado por Movimiento Ciudadano. Siempre fue su proyecto: ser su coordinador parlamentario, como lo será, y no declinará ni se sumará a Morena, sería perder exposición y ventana; y

3. SALINAS. Conozco y quiero a Carmen Salinas desde hace muchos años. Entiendo que sea candidata a diputada por el PRI, Irma Serrano fue senadora del PRD, pero lo que no me explico es por qué va como plurinominal y en segundo lugar si es de las pocas que podría ganar con votos.

Nos vemos mañana, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
 o Web: lopezdoriga.com