En privado

La encrucijada

Las batallas más duras son para los más fuertes.
Florestán

Le había contado que el martes por la noche, al aterrizar en Washington al frente de una misión negociadora mexicana para reunirse con el primer equipo de Donald Trump, Luis Videgaray se encontró con el tuit de éste anunciando que a la mañana siguiente firmaría dos acuerdos ejecutivos, uno sobre la construcción del muro y otro sobre el tema migratorio.

Al día siguiente, a las siete de la mañana, Videgaray llegó a la Casa Blanca solo, para tener una reunión con su enlace, donde expresó su rechazo, extrañeza le llamaron, por el anuncio de Trump y firma de acuerdos el mismo día de sus conversaciones y en la víspera del encuentro presidencial del martes en la Casa Blanca. Una consecuencia de esta queja fue que logró modificar el discurso que Trump daría en el Departamento de Seguridad Interna sobre muro y migración, donde le agregaron dos temas de Peña Nieto, detener contrabando de armas y de dinero y un enfoque fronterizo bilateral más un futuro que Trump planteó promisorio para México.

Momentos antes, en Los Pinos, estamos hablando del miércoles, el presidente Peña Nieto consideraba la cancelación de su visita a la Casa Blanca, lo que dependía, en ese momento, de lo que dijera Trump en su discurso y le reportara Videgaray.

Ya por la noche, envió un breve mensaje, confirmó que del informe de su canciller y previa consulta con el Senado y la Conago, habré de tomar decisiones sobre los siguientes pasos a seguir, condenando la construcción del muro y reiterando que México no lo pagaría.

Esto llevó a que Trump, ayer a primera hora, enviara otro tuitazo diciendo que si no iban a hablar del pago mexicano del muro, no tendría caso el encuentro del martes.

Y le respondió Peña Nieto con otro tuit, cancelando la visita.

Por la noche, antes de regresar a México, Videgaray dio una conferencia de prensa que, debo decirlo, distaba mucho del ánimo nacional.

Pero también entiendo que el trabajo de los secretarios de Relaciones Exteriores es aplicar hielo y evitar conflictos, no azuzarlos.

De todos modos…

Retales

1. Humo. Ayer por la tarde, Eruviel Ávila reunió a los aspirantes a la candidatura priista del Estado de México para formalizar la nominación de Alfredo del Mazo como su abanderado de unidad para las elecciones del 4 de junio. Estuvieron Ana Lilia Herrera, Carolina Monroy, José Manzur, Ernesto Nemer, Carlos Iriarte y Ricardo Aguilar. Hoy será el registro de Del Mazo, que esperó seis años, como el candidato priista;

2. Josefina. El miércoles por la noche cenaron en casa de Santiago Creel nueve gobernadores panistas para expresar su respaldo a la candidatura de Josefina Vázquez Mota para el Estado de México. Estuvo Ricardo Anaya. La nominación es cosa de días y ajustes; y

3. Ausencia. Quien sirvió de anfitrión en Washington, a falta de embajador titular, fue el ex embajador y desde el lunes subsecretario para América del Norte, Carlos Sada Solano.

Nos vemos el martes, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
Web: lopezdoriga.com