En privado

Las elecciones que vienen

No hurgues en el pasado, está lleno de sorpresas. Florestán

 

Después de que en este año solo habrá elecciones intermedias en Nayarit y de congreso en Coahuila, a partir de 2015 el calendario electoral será muy intenso.

El año que viene no solo se renovará la Cámara de Diputados, 500 diputados federales, habrá elecciones para gobernador en nueve estados: Colima, Campeche, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora, Nuevo León, cuyo gobernadores, Mario Anguiano, Fernando Ortega, José Calzada, Fernando Toranzo, Guillermo Padrés y Rodrigo Medina, terminan su gestión de seis años, a los que hay que agregar los que tuvieron periodos cortos para empatar la elección estatal con la federal: Guerrero, con Ángel Aguirre; Michoacán, con Fausto Vallejo, y Baja California Sur, con Marcos Covarrubias. A los que hay que añadir todos los diputados locales y delegados del Distrito Federal.

Luego, para junio de 2016, habrá elecciones en otros 12 estados, cuyos gobernadores fueron elegidos en 2010, es decir, periodos inferiores a los seis años: Aguascalientes, Carlos Lozano; Zacatecas, Miguel Alonso; Sinaloa, Mario López Valdés; Tlaxcala, Mariano González; Puebla, Rafael Moreno Valle; Hidalgo, Francisco Olvera; Oaxaca, Gabino Cué; Quintana Roo, Roberto Borge; Tamaulipas, Egidio Torre Cantú; Chihuahua, César Duarte; Veracruz, Javier Duarte, y Durango, Jorge Herrera.

En total, pues, entre julio de 2015 y junio de 2016, menos de un año, se renovarán 21 gubernaturas, otras tantas capitales y más de mil municipios entre los que figuran ciudades emblemáticas para los partidos y para el futuro de la entidad.

Y ese factor alterará todo lo que es política y gobierno.

RETALES

1. Puebla. En las 12 elecciones para gobernador en 2016, hay un caso excepcional: Puebla, que empató su proceso al federal de 2018 por lo que, no recuerdo otro caso así, elegirán gobernador por dos años para volver a votar por otro en la presidencial de 2018. Así que los gallos en Puebla se aguantarán para entonces para no quemar su pólvora en un minigobierno de dos años;

2. Temores. No entiendo los temores del presidente del Ifetel, Gabriel Contreras Saldívar. Su único temor sería el de avalar una violación a la Constitución y una simulación, por lo que tendría una responsabilidad oficial, legal y política. Que recuerde que protestó cumplir y hacer cumplir la Constitución y sus temores lo harían incumplirla; y

3. Favoritos. Encuestas del PAN dan puntera con 40 puntos a Josefina Vázquez Mota, que ya tiró la toalla; la sigue Ernesto Cordero, con 30, y en tercero a Gustavo Madero, con 15. Esto no asegura nada a nadie, porque no hay nada más imprevisible que un panista con un voto secreto y un candidato con el control del padrón y la estructura del partido, como Madero.

Nos vemos el martes, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com