En privado

Las otras elecciones del martes

A falta de ideas, ocurrencias.
Florestán

El peligro del eventual arribo de Donald Trump a la Casa Blanca en las elecciones del próximo martes ha desplazado de la atención las otras elecciones de esa misma jornada, que pueden ser igual de graves para México.

Quiero empezar por el Congreso que en la actualidad es controlado por los republicanos en las dos Cámaras, Representantes (diputados) y Senado.

El martes millones de estadunidenses elegirán a los 453 integrantes de la Cámara de Representantes, en la que los republicanos tienen mayoría y donde se aprecia imposible que los demócratas puedan lograr las 227 curules necesarias para revertirla.

Además elegirán a una tercera parte del Senado, 34 de los 100 escaños, también con mayoría republicana, que podría invertirse, y me explico: de esos 34 escaños en juego, 24 son de republicanos y 10 de demócratas. Si éstos logran ganar cinco más de los que tienen, formarían mayoría en esa Cámara alta.

Y estas elecciones, las del Congreso, tienen para México casi el mismo nivel de importancia, o en algunos aspectos más, que la elección del propio presidente de Estados Unidos, pues ha sido esa oposición republicana la que ha llegado, incluso, a paralizar al gobierno de Obama con una política obstruccionista, mayoría que haría la diferencia para el inminente gobierno de Hillary Clinton.

Pero el martes también eligen a 12 gobernadores, ocho demócratas y cuatro republicanos. En la actualidad, de los 50 estados 31 son gobernados por republicanos, 18 por demócratas y uno, Alaska, por un independiente. La importancia de estas elecciones tiene que ver con la sincronía del voto.

Además, en nueve estados van a votar por la legalización de la mariguana, en cinco con fines lúdicos, como California, Arizona, Nevada, Maine y Massachusetts, y ya veremos el impacto que tendrá en México si en los dos primeros, California y Arizona, estados vecinos, se aprueba.

En fin, que el riesgo Trump ha llenado todos los espacios sin dejarnos ver que hay otras elecciones que nos son, algunas, igualmente importantes o más.

Retales

1. Encuentro. Nunca un presidente de la República había entregado un reconocimiento a un antecesor, y menos de otro partido, como ocurrió la noche del martes en el ITAM, cuando Enrique Peña Nieto lo hizo con Felipe Calderón. El promotor de este evento único en la historia de la política fue Alberto Bailleres, artífice del ITAM;

2. Peine. Hasta hace poco, 81 por ciento de las compras de Pemex por miles y miles de millones de pesos era por adjudicación directa, ahora ha bajado a 27 por ciento y aún es demasiada tentación para la corrupción; y

3. Atentos. El dirigente del sindicato petrolero saludó a José Antonio González Anaya como mi amigo y director, durante la presentación del Plan de Negocios de Pemex 2016-2020, que busca, entre otras cosas, alcanzar un superávit primario el año que viene.

Nos vemos el martes, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
Web: lopezdoriga.com