En privado

Trump podría ser la lanzadera del Presidente

Confunden lo imposible con lo impensable.
Florestán

Donald Trump, en su primera conferencia de prensa como presidente electo de Estados Unidos, dejó verse tal como es, esfumando las predicciones, o deseos, de los ingenuos que afirmaban que una cosa era en campaña y otra sería en la Casa Blanca, lo que siempre rechacé toda vez que no veía por qué iba a dejar una estrategia y un personal estilo de ser que lo habían llevado a la precandidatura, a la candidatura y a ganar las elecciones presidenciales el pasado 8 de noviembre.

Ayer en un salón de su torre de la Quinta Avenida de Nueva York confirmó la construcción del muro fronterizo, que, reiteró, pagará México, como lo dijo en Los Pinos, tras la reunión con el presidente Enrique Peña Nieto, el pasado 31 de agosto.

Era el mismo Trump pero peor, ya es presidente electo, que ratificó las amenazas a las empresas estadunidenses que desde México exportan a Estados Unidos advirtiendo que pagarán un gran impuesto fronterizo.

En esa primera conferencia de prensa, se mostró beligerante y agresivo, cuando negó la palabra y calló dos veces al corresponsal de CNN, cadena a la que acusó de mentirosa.

Un Trump preocupante porque a medida que se acerca el inicio de su presidencia, endurece y extiende amenazas e intolerancia; un Trump al que ayer mismo le respondió el presidente Peña Nieto en el mismo sentido que lo hizo vía su cuenta de Twitter la noche del 31 de agosto, diciendo que México no pagaría, de modo alguno, la construcción del muro. La diferencia es que la conferencia de Nueva York, ayer, coincidió con la clausura de la reunión anual de embajadores y cónsules mexicanos, ante los que respondió al empresario-presidente: Es evidente que tenemos algunas diferencias con el próximo gobierno de Estados Unidos, como el tema del muro que México, por supuesto, no pagará.

Peña Nieto dejó, pues, la pelota del lado de Trump.

El partido empieza el viernes 20 y podría ser, paradójicamente, la lanzadera que necesita.

RETALES

1. DESPEDIDA. Ese mismo viernes 20 dejará la embajada de Estados Unidos Roberta Jacobson, la más breve embajadora de los tiempos modernos. Duró más la espera de su confirmación que su cargo en el Paseo de la Reforma. Fue número dos de Hillary Clinton en la Secretaría de Estado, encargada de Asuntos Hemisféricos. A ver quién llega;

2. MOVILIDAD. María Fernanda Casanueva renunció a la dirección del Bansefi, a la que llegó apenas el pasado 13 de octubre relevando a Alejandra del Moral. Solo estuvo tres meses en el cargo. Va con Luis Videgaray a la oficialía mayor de Relaciones Exteriores. Ocupó ese mismo cargo cuando el hoy canciller estuvo en Hacienda; y

3. OPCIÓN. Ximena Puente, presidenta del INAI, fue designada a título personal, integrante del Comité Directivo del Fideicomiso del Banco Mundial que otorga financiamiento a organizaciones civiles a escala internacional.

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
Web: lopezdoriga.com

Confunden lo imposible con lo impensable. Florestán

 

Donald Trump, en su primera conferenciade prensa como presidente electo de Estados Unidos, dejó verse tal como es,esfumando las predicciones, o deseos, de los ingenuos que afirmaban que unacosa era en campaña y otra sería en la Casa Blanca, lo que siempre rechacé todavez que no veía por qué iba a dejar una estrategia y un personal estilo de serque lo habían llevado a la precandidatura, a la candidatura y a ganar laselecciones presidenciales el pasado 8 de noviembre.

Ayer en un salón de sutorre de la Quinta Avenida de Nueva York confirmó la construcción del murofronterizo, que, reiteró, pagará México, como lo dijo en Los Pinos, tras lareunión con el presidente Enrique Peña Nieto, el pasado 31 de agosto.

Era el mismo Trump peropeor, ya es presidente electo, que ratificó las amenazas a las empresasestadunidenses que desde México exportan a Estados Unidos advirtiendo quepagarán un gran impuesto fronterizo.

En esa primera conferenciade prensa, se mostró beligerante y agresivo, cuando negó la palabra y calló dosveces al corresponsal de CNN, cadena a la que acusó de mentirosa.

Un Trump preocupante porquea medida que se acerca el inicio de su presidencia, endurece y extiendeamenazas e intolerancia; un Trump al que ayer mismo le respondió el presidentePeña Nieto en el mismo sentido que lo hizo vía su cuenta de Twitter la nochedel 31 de agosto, diciendo que México no pagaría, de modo alguno, laconstrucción del muro. La diferencia es que la conferencia de Nueva York, ayer,coincidió con la clausura de la reunión anual de embajadores y cónsulesmexicanos, ante los que respondió al empresario-presidente: Es evidente quetenemos algunas diferencias con el próximo gobierno de Estados Unidos, como eltema del muro que México, por supuesto, no pagará.

Peña Nieto dejó, pues, lapelota del lado de Trump.

El partido empieza elviernes 20 y podría ser, paradójicamente, la lanzadera que necesita.

RETALES

1. DESPEDIDA. Ese mismo viernes 20dejará la embajada de Estados Unidos Roberta Jacobson, la más breve embajadorade los tiempos modernos. Duró más la espera de su confirmación que su cargo enel Paseo de la Reforma. Fue número dos de Hillary Clinton en la Secretaría deEstado, encargada de Asuntos Hemisféricos. A ver quién llega;

2. MOVILIDAD. María FernandaCasanueva renunció a la dirección del Bansefi, a la que llegó apenas el pasado13 de octubre relevando a Alejandra del Moral. Solo estuvo tres meses en elcargo. Va con Luis Videgaray a la oficialía mayor de Relaciones Exteriores.Ocupó ese mismo cargo cuando el hoy canciller estuvo en Hacienda; y

3. OPCIÓN. Ximena Puente,presidenta del INAI, fue designada a título personal, integrante del ComitéDirectivo del Fideicomiso del Banco Mundial que otorga financiamiento aorganizaciones civiles a escala internacional. M

Nos vemos mañana, pero en privado