En privado

De comisionado a comisionado

Son los mismos de nunca.
Florestán

Al anunciarse que el presidente Peña Nieto había designado un comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, alguien me dijo que era lo mismo que hizo Carlos Salinas con Manuel Camacho el 10 de enero de 1994, tras la irrupción, diez días antes, del EZLN en Chiapas.

La mañana de aquel lunes 10 de enero, Manuel Camacho, quien llevaba 40 días como secretario de Relaciones Exteriores tras negarse a reconocer la candidatura presidencial de Luis Donaldo Colosio como regente del DF, fue a Los Pinos y en un intenso desayuno con Salinas logró que le diera el nombramiento que él planteó: comisionado para la Paz y Reconciliación de Chiapas, subrayando que era un cargo sin sueldo, para no quedar impedido por la limitación constitucional de los cargos públicos seis meses antes de las elecciones que en aquel año fueron, por única ocasión, el domingo 21 de agosto.

Aquella misma mañana, Colosio inició su campaña presidencial en Huejutla, Hidalgo, y por la noche contaría que se había enterado de los nombramientos a través de los medios, que Salinas nunca le comentó, siquiera. En el mismo ajuste de gabinete, salió Patrocinio González Garrido de la Secretaría de Gobernación, a la que llevó a Jorge Carpizo desde la PGR, relevándolo Diego Valadés. Todo ello, el mismo día de arranque de su campaña, lo que le provocó un gran disgusto.

Meses después, Camacho logró la firma de un acuerdo de paz con el EZLN, cuando Salinas ya había decretado un alto al fuego tras la declaración de guerra al gobierno y al Estado mexicano.

Hoy, a 20 años de distancia, y cuando los hombres por supuesto son otros, igual que las circunstancias, no veo punto de comparación entre aquel nombramiento que Camacho le sacó a Salinas en dicho desayuno, ni en los elementos del conflicto, lo que va de Chiapas 1994 a Michoacán 2014, con el nombramiento de hoy.

Decir lo contrario es abusar de la ignorancia o de la mala fe.

Retales

1. Plenarias. Las playas han sido siempre el destino favorito de los legisladores para sus plenarias. La excepción es de los senadores del PAN que se van a Morelia, lo que es una victoria y espaldarazo para el proyecto de Cocoa Calderón para repetir como su candidata para el gobierno de Michoacán en 2015;

2. Carro. El presidente Peña Nieto se va hoy a Davos para participar en el Foro Económico Mundial, al que llega mucho mejor posicionado que sus antecesores. Se lleva a Luis Videgaray, Aurelio Nuño, José Antonio Meade, Ildefonso Guajardo y Emilio Lozoya; y

3. Pendiente. Han pasado los meses y el titular de la Sedatu, Jorge Carlos Ramírez Marín, aún no hace pública la lista de los que provocaron la corrupción urbana de Acapulco en la que aparecen varios ex alcaldes.

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com