En privado

Me caí del helicóptero que andaba…

Hoy es ya un tiempo pasado. Florestán


David Korenfeld se había convertido, desde Toluca, en uno de los funcionarios más operativos de Enrique Peña Nieto, al lado de Gerardo Ruiz Esparza. Cuando llegó a Los Pinos, les confirmó el quehacer a nivel federal, como hizo con Luis Videgaray, que fue su secretario de Finanzas, antes de ser diputado federal, coordinador de campaña y del gobierno de transición.

Era también de los cercanos en sus afectos y por eso la noche del martes, en el despacho presidencial se debatió tan fuerte su salida, discusión en la que se llegó a considerar separarlo del cargo para facilitar la investigación, pero dados los alcances del escándalo mediático ya era insuficiente, lo que reconoció el propio Peña Nieto, y se procedió a informarle que había sido aceptada la renuncia que, según el mismo Korenfeld, había presentado el día anterior.

Nunca pensó que su viaje médico-vacacional de esta Semana Santa, fuera a provocar su caída, lo que en realidad propició su decisión de volar en un helicóptero oficial de su casa en Huixquilucan al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, lo que no se hubiera sabido de no ser por el interés fotográfico de un vecino que tomó unas fotos de esa unidad aérea aterrizando y luego despegando de un helipuerto cercano. Cuando las revisó y amplió en su computadora, identificó la nave oficial, pero no al funcionario. La subió a las redes donde se viralizó al identificar a Korenfeld, abordándolo con familia y maletas.

El caso se extendió durante la Semana Santa y ya en lo más alto, en el martes de Pascua, el Presidente decidió removerlo.

Al día siguiente, el ya ex director de Conagua, me dijo que había cometido un error de ocho minutos, lo que duró el vuelo de su casa al aeropuerto y quizá, en el cronómetro tuviera razón y así los marcara, pero en la realidad, no. Los errores se cometen independientemente de los minutos.

Y eso retrata una manera de pensar, Korenfeld cree que el cese es mucho castigo para tan breve error, pero retrata, también, una manera de actuar que ya tuvo un costo que debe ser ejemplar.

RETALES

1. POBREZA. Estamos a 53 días de las elecciones del 7 de junio y no hemos visto nada de campañas. Los partidos se han limitado a spots que tampoco dicen nada, pero creen que les dan presencia. Pobres campañas, pobres partidos, pobres candidatos, pobres elecciones, pobre país;

2. PERSONAL. Andrés Manuel López Obrador ha sido el único que ha aprovechado la temporada para su precampaña presidencial. Solo él aparece, condescendiente, en los spots de su partido; y

3. MAGISTRADO. Se va a tardar el Senado en elegir al magistrado suplente de Alejando Luna Ramos en el Trife, donde Constancio Carrasco asumió su presidencia. Los priistas acusan un acuerdo PAN-PRD para empujar a su candidato y por eso no pasa. Prefieren bloquearlo.

Nos vemos mañana, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
 o Web: lopezdoriga.com