En privado

El brazo armado del PAN

Es un privilegio hablar sin tener que explicarse.
Florestán

Yo soy de esos tipos que no se asustan por lo que dicen en los partidos políticos, me indigno por lo que a veces hacen.

Han sido tantos años de oírlos y de verlos… pero en este oficio no se puede perder la capacidad de asombro, porque cuando eso ocurre uno se tiene que dedicar a otra cosa.

Y como yo sigo en esto, que además es lo único que sé hacer, quiero recuperar lo que sucedió, a partir de versiones y filtraciones, en el último Consejo Nacional del PAN, el sábado pasado, donde entre otras cosas definieron su presupuesto para 2017, estamos en mayo, y a los integrantes de comisiones ordinarias y de la Plataforma Electoral para 2018.

Allí el ex presidente Felipe Calderón pidió lo que ya había expresado: que emparejen el piso para todos los precandidatos y Ricardo Anaya deje de utilizar los recursos y prerrogativas del partido para su proyecto presidencial.

Para nadie es un secreto que Anaya no solo busca, sino que alcanzará, como todo indica, la candidatura del PAN a la Presidencia en 2018 y que para ello ha utilizado, efectivamente, las prerrogativas del partido, marcadamente los spots en los que ha salido cientos de miles de veces en radio y televisión, en mayor número, incluso, que Andrés Manuel López Obrador, quien como presidente de partido, Morena, también usa esas prerrogativas para la suya.

La diferencia es que a López Obrador no hay quien se lo reclame en su partido y a Anaya sí en el suyo.

Y ante el reclamo de Calderón, Anaya mandó a responder a Juan José Rodríguez Prats, quien así se estrenó como presidente de la Comisión de Doctrina, llamándolo borracho, lo que es inadmisible en un debate político, en un debate de ideas, y menos al interior de un mismo partido.

Pero no solo eso.

Luego salió a los medios para terminar la faena contra Calderón, al que no trato de defender, él lo hace muy bien y ni me necesita, pero sí señalar a dónde han llegado los niveles de la lucha por la sucesión presidencial al interior de los partidos, en este caso, del PAN.

Por lo demás, Anaya tiene el control del partido y él será su candidato.

Pero hay formas.

O había…

RETALES

1. CAMPAÑA. Como ayer le adelanté, el pleno de gobernadores de la Conago, mayoritariamente del PRI, eligió a Miguel Mancera como su presidente para los próximos seis meses. Con esa posición de privilegio desembarcará en diciembre a una candidatura presidencial;

2. RELEVO. El próximo día 12 termina el período de Ximena de la Puente como presidenta del INAI, donde deja buenas cuentas, y para ese mismo día habrá un nuevo titular; y

3. FUERO. El PRI pagará un costo por no haber respaldado el desafuero de su diputado veracruzano Antonio Tarek, ex tesorero de Javier Duarte, quien ahora sale a decir que el proceso en su contra es irregular. Pues que por el bien propio y de su partido, pida licencia y comparezca. Total, si no hay nada como dice, qué. 

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
Web: lopezdoriga.com