En privado

Pero qué necesidad

Conductas y dichos del pasado, definen las del futuro.  Florestán

 

El sábado, a propósito de pum, el descontrolado primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, se subió a un conflicto ajeno porque está en su naturaleza. Es de los que ven un problema y lo hace suyo.

En su cuenta de Twitter felicitó a Trump por la construcción del muro fronterizo, en estos términos: El presidente Trump está en lo correcto. Yo construí un muro a lo largo de la frontera sur de Israel y detuve a toda la inmigración ilegal. Un gran acontecimiento. ¡Gran idea!

Esto provocó en México un rechazo y deslinde de la Comunidad Judía de México vía un comunicado suscrito por su Comité Central y la directiva de Tribuna Israelita: No coincidimos con él y rechazamos contundentemente su postura. Como mexicanos y judíos, respaldamos las acciones adoptadas por nuestro gobierno encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto en las negociaciones con Estados Unidos. Nos solidarizamos con nuestros conciudadanos que viven, trabajan y aportan en Estados Unidos, cuyos derechos humanos tienen que ser respetados en todo momento y quienes deben recibir un trato digno.

A esto siguió, el mismo sábado, la respuesta oficial de gobierno de México, vía la SRE, expresando su profunda extrañeza, rechazo y decepción por el respaldo de Netanyahu a la decisión de Trump de construir el muro para detener el flujo migratorio indocumentado. México es un amigo de Israel y debe ser tratado como tal por su primer ministro.

El domingo, el vocero de Netanyahu se la quiso sacar vanamente diciendo que se refería a nuestra experiencia en seguridad, no al muro.

Y al reclamo de México, el premier israelí negó disculpas y rectificación: ¡En qué momento mencioné a México!, dijo para eludir lo que era ineludible: su apoyo a Trump en la construcción del muro, que ha creado la primera crisis diplomática del nuevo presidente, y el peor momento en la relación entre los dos países.

De esta provocación de Netanyahu, me quedo con la digna posición de la Comunidad Judía y el severo reclamo del gobierno de México.

A los que no sabían, ya saben cómo y quién es Netanyahu.

RETALES

1. CONSTITUYENTE. A la medianoche debió quedar aprobada la Constitución de Ciudad de México. De lo último que sacaron fue la revocación de mandato en distintos niveles de gobierno, eliminaron el voto a los 16 años, la Constitución lo establece a los 18, dejaron en la oscuridad el sucio negocio del uso del suelo y el apoyo a las desarrolladoras;

2. ALZAS. Pues sí, los días 3 y 10 Hacienda dará a conocer nuevos precios de gasolina y diésel. La recuperación del peso, 12 por ciento, podría ser un respiro; y

3. SUEÑO. El PRI propone eliminar cien diputados plurinominales y 32 senadores, lo que tendría el apoyo popular, pero no de los partidos de oposición que basan en esa figura, los pluris, presencia legislativa y recursos.

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga o Web: lopezdoriga.com