En privado

Xóchtil, candidata

Por ver el espejo no se ven a sí mismos.Florestán

 

Cuando Xóchitl Gálvez levantó la mano para ser candidata del PAN a la jefatura de la delegación Miguel Hidalgo no tenía la menor posibilidad de ganar. La mancuerna Víctor Romo-David Razú llevaba años preparando el traspaso del primero al segundo y gastado millones de pesos en su promoción.

Entonces escribí que la sola mención de la ingeniera hñahñú les atemorizaba, lo que ellos descalificaron con una serie de encuestas que daba ventaja al delfín por más de 25 puntos. La panista estaba muerta.

No obstante, el PRD, el PRI y Morena la impugnaron para eliminarla, con el argumento de que no tenía la residencia legal en el Distrito Federal, a pesar de vivir durante 20 años en esa delegación pero con credencial de elector de su natal Hidalgo. El Tribunal Electoral del Distrito Federal la bateó por cuatro votos a tres, pero el Federal le dio la razón y fue candidata.

Inició su campaña cuando ya no había una barda, un poste, un puente, un espectacular que no estuviera ocupado por la mancuerna Romo-Razú.

No se dio por vencida y recorrió las calles, tocó puertas, habló con vecinos, denunció la corrupción en todas las áreas: permisos de construcción, colusión con desarrolladores, ambulantes, giros negros, antros; se comprometió, le creyeron y, contra todo, ganó las elecciones y será la delegada en Miguel Hidalgo, que es la primera delegación que el PAN recupera en la Ciudad de México.

Con Xóchitl en 2018, el PAN contaría por primera vez con una candidatura propia y competitiva para el gobierno del Distrito Federal, lo que nunca ha tenido. En 2000, recurrió al neopanista Santiago Creel que no pudo ni con el impulso de Vicente Fox, y fue derrotado por Andrés Manuel López Obrador. En 2006, en esa carencia crónica, jalaron al senador del PRD, Demetrio Sodi, quien fue arrasado por Marcelo Ebrard y en 2012 Isabel Miranda de Wallace, que ni es panista, fue su candidata, perdiendo de calle con Miguel Mancera.

Para 2018, si el PAN piensa en competir, tiene a Xóchitl, siempre y cuando la apoye y ayude a gobernar y ella cumpla con todo lo que ofreció como candidata.

RETALES

1. CUENTAS. Las cifras de la coalición PRI-Verde-Panal en la Cámara es de 254 diputados. Si el PT perdiera el registro, dejaría sueltos siete plurinominales de los que cinco irían a esa coalición que llegaría a 259. Y si agregan los ocho del PES, serían 267. ¿Para qué más?;

2. RETO. Miguel Mancera se convierte en el primer jefe de Gobierno del Distrito Federal que es minoría en la Asamblea Legislativa, ya en poder de Morena. Cárdenas, López Obrador y Ebrard tuvieron carro completo; y

3. GUERRA. Ya se abrió la sucesión en el PAN. De un lado Gustavo Madero y Rafael Moreno Valle con Ricardo Anaya y del otro Felipe Calderón con Margarita Zavala. De esto dependerá su candidato presidencial en 2018.

Nos vemos mañana, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
 

Web: lopezdoriga.com