En privado

Violencia impune en el futbol

Y cuando uno cree haber llegado a la cumbre, está en el medio.Florestán

 

En el ocio del atardecer del domingo veía en la televisión, sin buscar más explicaciones, pues no le voy a ninguno de los dos equipos que jugaban, soy Puma, el partido Atlas-Guadalajara en el estadio Jalisco, que alguna vez fue sede de las menospreciadas Chivas, convertidas en un mecanismo de mercadotecnia por parte de su actual dueño, sumergido en una disputa penal con su esposa por un asunto de dinero, 3 o 4 mil millones de pesos que, afirma su abogado, le habría birlado su también aún socia.

Pero esto se juega en la cancha de los tribunales y los medios, esta vez sin el derroche y exhibicionismo de una boda de cinco días en la India, con todo pagado a sus invitados, o la de cuatro días por un cumpleaños en un palacete veneciano, también all inclusive para los de la gorra.

A esa hora del atardecer dominical, las Chivas habían anotado su cuarto gol, luego de un triplete del bien resucitado Marcos Fabián, a quien en su momento, y por una cerveza, los mojigatos casi lo sacan del futbol y que con mi amigo, El Chepo de la Torre, se ha reencontrado como dicen los cronistas.

Y en ese momento, un grupo de desadaptados con los colores del Atlas saltó al terreno de juego para atacar a sus jugadores. Y mientras unos sujetos sobrados de kilos los correteaban por el campo, otros, de perfil de anarcos, identificados como integrantes de la Barra 51, se enfrentaban a unos pocos policías en su afán de saltar a la cancha.

No sé cómo aquellos escasos agentes pudieron contener a la turba, pero lo hicieron y como pudieron.

El partido se interrumpió 18 minutos y en un error de cabeza, con el marcador 4-1 y todo resuelto, así terminaría, ordenaron que se reanudara cuando no estaban dadas las condiciones para ello y corriendo un riesgo que, de milagro, no se materializó.

No es la primera vez que vemos estas escenas en un estadio, pero hemos visto cómo ha ido creciendo la intensidad de la violencia sin que los gobiernos ni la Federación Mexicana de Futbol reaccionen, aplicando las mismas ridículas multas con libertad inmediata y escurriendo el bulto porque en México son más poderosos los equipos que la que debería ser su autoridad superior, la Femexfut.

No sé si, efectivamente, lo que están esperando es un muerto. De ser así, a este paso, desde su indiferencia, lamentablemente no van a tener que esperar mucho.

RETALES

1. NO. Los que esperan ajustes en el gabinete después de las elecciones, deberán esperar al tercer Informe de gobierno;

2. ¡SALUD! No sé cómo andaba El Bronco cuando lo dijo, pero es mentira que le haya negado el derecho de réplica que nunca me pidió; y

3. PÁJAROS. De nada sirve que esté tipificada la grabación y difusión de llamadas telefónicas, si nunca se ha sancionado a un grabador. ¿De verdad el gobierno no sabe quiénes graban?

Nos vemos mañana, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
 

Web: lopezdoriga.com