En privado

Más que la Presidencia, la democracia

Quieren el equilibrio para provocar el desequilibrio.Florestán


La medición de los partidos políticos arroja una baja generalizada, producto del hartazgo popular por la partidocracia, que es el gobierno de los partidos para los partidos, donde la gente es secundaria y hasta prescindible siempre y cuando no se trate de tiempos electorales. De los ciudadanos, a los partidos solo les importa su voto, todo lo demás es para ellos. Y ese desprecio partidista por la sociedad ha sido correspondido en el mismo sentido, aunque aún no con la misma intensidad.

Esto ha abierto un espacio de campaña para los candidatos independientes, que han comenzado a ocupar, que no a llenar, quizá porque la desconfianza ciudadana a partidos y políticos los alcanza.

Pero lo peor que puede pasar es que esa desconfianza social a los partidos políticos se convierta en un rechazo a la democracia, que es de lo último que nos podría suceder.

Por eso, ante el desgaste de los partidos políticos, los independientes tienen una gravísima responsabilidad, por encima de ganar las elecciones: fortalecer la confianza en el sistema democrático, no verlo así, los haría como los demás.

Parte del rechazo a los partidos se origina en su uso patrimonial, como franquicia particular, empezando por los llamados chicos. Ese concepto de propiedad los asocia a sus dueños: el Partido del Trabajo, Movimiento Ciudadano, Panal, Verde, incluso Morena.

En las elecciones presidenciales de 2018 estará en juego no solo la vida de algunos partidos, sino algo mucho más importante, esencial: la democracia misma si esa decepción abre espacios al iluminismo o por la desesperación, a un salto a lo desconocido.

De ahí, reitero, la grave responsabilidad de quienes hoy se mencionan como candidatos independientes, y apunto, en primer lugar, a Juan Ramón de la Fuente, el más sólido y reconocido de todos ellos, y agrego a Jorge Castañeda, el gran promotor, y al mismo Jaime Rodríguez y a los que se sumen.

Porque lo que está en juego en 2018 no es solo la Presidencia de la República, lo que está en juego el sistema democrático mexicano.

Y es obligación de todos, sociedad, independientes y con partidos, defenderlo.

RETALES

1. INVISIBLES. Sigue pendiente en el Senado la iniciativa para considerar a los menores en las cárceles como población vulnerable. ¿Será que no votan? Roberto Gil dijo que la va a sacar. Veremos;

2. SOBERBIA. Dice Lorenzo Córdova que no me contesta porque no somos pares. No le conocía esa arrogancia. De todos modo es bueno saber que ya no me va a contestar; y

3. CASO. El último pago de su adeudo de más de diez años con el casino del hotel Wynn, de Las Vegas, lo hizo el hoy procurador de Nuevo León, Fernando Flores, el pasado 14 de agosto, 15 mil 507 dólares. Tomó posesión el 7 de octubre y el caso lo cerró la Corte de Nevada el pasado 1 de febrero, ya en el cargo. 


Nos vemos mañana, pero en privado


lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
Web: lopezdoriga.com