En privado

Que Peña sí iba a negociar

No lo contradigo para no avergonzarlo.Florestán

 

Siendo Presidente electo, Enrique Peña Nieto llegó a Washington sabiendo que uno de los temas que le iba a plantear el presidente Obama en su reunión del martes 27 de noviembre en la Casa Blanca, era lo que había sido bandera electoral del PAN en la campaña de aquel año: que iba a negociar con el crimen organizado, lo que el inquilino de aquella residencia y su primer equipo habían comprado.

Lo primitivo de la duda facilitó la aclaración inmediata en aquel encuentro en el que estuvieron Miguel Ángel Osorio Chong y Luis Videgaray, y el tema fue superado.

Hechos posteriores a lo largo de los primeros 27 meses de gobierno desmintieron la versión panista de campaña, misma que había utilizado Vicente Fox, como candidato presidencial en 2000, cuando reiteraba que el PRI había pactado con el narcotráfico, lo que ahora, 14 años y dos presidentes después, replantea pero ahora como fórmula para combatir la violencia, dice, y la inseguridad.

Apenas el martes, en este espacio, apuntaba la locuacidad del ex presidente de pedir lo que no hizo: regresar a los soldados a los cuarteles, y que Peña Nieto se siente a negociar con los jefes del narcotráfico, y preguntaba yo aquí: ¿Con cuál de los criminales, con todos, con unos, en dónde, quién se sentaría del gobierno, quién sería el garante de su cumplimiento, cómo aceptar que se legalice a la delincuencia?

Yo insisto en que la propuesta de Fox es no solo inviable, es inaceptable en un estado de derecho, y no pasa de ser otra de sus locuacidades.

Sobre esta propuesta le pregunté el martes al secretario Osorio Chong y después de reiterar que no hay ni tregua ni manera de acuerdo con el crimen organizado, recordó lo que le mencionaba al principio de las dudas que el panismo sembró no solo en Washington, sino en gobiernos de otros países donde los capos detenidos en México tuvieron mucho que ver, han venido a reconocer el esfuerzo del Estado mexicano contra el crimen organizado.

Y, por supuesto, de negociar, ni hablar.

Pero son tiempos de campañas donde todas las propuestas y estrategias, caben. Y mientras más disparatadas, parecen tener mayor impacto, y por eso.

RETALES

1. CALIENTE. La sesión de hoy en San Lázaro se va a calentar cuando suban el caso de las cuentas en Estados Unidos del gobernador panista de Sonora, Guillermo Padrés. En una esquina estará el PRI y en la otra el PAN;

2. DOCUMENTOS. Hacienda no ha confirmado lo publicado por el Wall Street Journal, a raíz de una filtración. Lo cierto es que hay una averiguación abierta en la PGR a partir de la denuncia de la Unidad de Inteligencia Financiera; y

3. CAMPAÑA. Como parte de su campaña como candidato del PRD a la delegación Miguel Hidalgo, David Razú se presentó ayer en un evento, como promotor de matrimonios entre personas del mismo sexo.

Nos vemos mañana, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
 

Web: lopezdoriga.com