En privado

El Papa, el cardenal y la Tierra Caliente

La nostalgia no tiene fechas precisas.Florestán

 

El papa Francisco lo tenía decidido al menos desde mayo del año pasado, cuando el arzobispo de Morelia, don Alberto Suárez Inda, participó en la visita Ad Limina Apostolorum acompañado de sus obispos auxiliares, y yo diría que desde antes, desde que rechazó la carta con su renuncia que le había enviado al cumplir los 75 años de edad, el 30 de enero del mismo 2014.

En aquel encuentro de mayo el Papa se mostró vivamente interesado en la crisis de violencia que asfixia la zona de Tierra Caliente y, recuerda el arzobispo moreliano, que quedó muy impresionado con la descripción que le hicieron y habló de la labor de la Iglesia de dar acompañamiento a las víctimas y, sobre todo, a largo plazo, de una educación en la familia y en la Iglesia, y en la escuela para sembrar lo que será el futuro de una sociedad nueva.

De repente, recuerda, el Papa se dirigió a él directamente.

—He escuchado que usted se nos quiere escapar. Yo le pido que aguante.

—Santo Padre —le respondió Suárez Inda—, ya es mucho tiempo…

—Yo le pido que aguante —le interrumpió, recuerda, con voz de autoridad. Me lo dijo delante de mis obispos auxiliares, de manera que no fue ningún secreto.

Pero nunca imaginó que el domingo lo despertaran a las 5 de la mañana para decirle que durante el rezo del Ángelus, en la plaza de San Pedro, el Papa lo hubiera mencionado como nuevo cardenal mexicano, lo que más tarde le confirmaría el nuncio apostólico, Christophe Pierre.

La elevación del arzobispo Suárez Inda de una sede no cardenalicia, solo lo eran la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, confirma el personal pontificado de Francisco y manda un mensaje muy fuerte de su preocupación sobre la violencia que se vive en México y que quiso retratar en Michoacán donde no se encuentran los caminos ni las formas de la paz y la reconciliación.

RETALES

1. “NARCOALCALDE”. Cuando el PRD, con Jesús Zambrano, postuló como su candidato a la alcaldía de Soledad de Graciano Sánchez, la segunda más importante de San Luis Potosí, a Ricardo Gallardo, ya había informes de sus posibles nexos con el crimen organizado. Ahora, había pedido licencia para ser candidato del mismo PRD al gobierno de San Luis, y anoche fue consignado por la Seido e ingresado en un penal federal por delincuencia organizada y lavado de dinero;

2. MÁS. La víspera, había sido ingresada en el penal de Tepic la perredista María de los Ángeles Pineda, esposa del ex alcalde, también perredista de Iguala, José Luis Abarca, procesado por la desaparición de los 43 normalistas. Pineda iba a la dirigencia del PRD en Guerrero y era precandidata a la misma alcaldía, lo que acordó en los mismos tiempos de Los Chuchos; y

3. CUMBRE. El viernes será la primera reunión de 2015 del gabinete presidencial que, insisto, para al menos dos sería la última.

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com

Twitter: @lopezdoriga 

Web: lopezdoriga.com