En privado

PRD: solo Cuauhtémoc

Desde su multimillonaria soledad, envidia la felicidad ajena. 
Florestán

Tras el resultado electoral del 7 de junio, el PRD entró en una crisis existencial que desembocó en lo que quiso ser una fuga al futuro, pero sin tener claro proyecto ni destino.

En medio del shock por el desplome, básicamente provocado en su santuario del Distrito Federal donde Morena los desplazó de su primera fuerza política histórica desde 1997, tras la escisión provocada por la salida de Andrés Manuel López Obrador y la conformación de su partido, la dirigencia del PRD, la formal y la real, quedó aturdida al ver, con las cifras en la mano, las dimensiones de su crisis.

Y fue cuando en una medida tan sorprendente como desesperada, a grandes males, grandes remedios, Carlos Navarrete puso a disposición del Consejo, su cargo y el de todo el Comité Ejecutivo Nacional y los consejeros se dieron un tiempo, mantener a Navarrete en la presidencia hasta mediados de octubre, haciéndose tiempo para encontrar a un nuevo dirigente y ver la crisis, cuando están a seis meses de elegir 12 candidatos a gobernadores, 977 a alcaldes y 471 a diputados locales, un total de mil 430 candidatos para las elecciones del próximo 5 de junio, además de decidir sus coordinaciones legislativas, tanto en el Senado, que deberán confirmar a Miguel Barbosa, y en San Lázaro, donde todo apunta a Jesús Zambrano.

En lo personal no tengo claridad en cómo van a resolver este lance, pero si alguien me preguntara, que nadie tiene por qué preguntarme, me iría por el único factor de unidad que les queda: Cuauhtémoc Cárdenas, su referente moral al que en algún momento desdeñaron al plantearse su candidatura como de unidad, lo que Nueva Izquierda rechazó y se fue con Navarrete.

Hoy, en esta crisis, la más grave que ha atravesado el partido, es tiempo de mirar a lo mejor y, con humildad e inteligencia pedirle al ingeniero que vuelva y asuma la presidencia, al menos, como lo tienen planteado, hasta 2017, para cruzar el lance electoral de 2016 y darse tiempo y espacio para encontrar una verdadera salida al futuro, no al desastre, que es al que hoy apuntan.

RETALES

1. CAMBIOS. Esta semana el Presidente de la República dará a conocer los cambios en su gabinete, antes de la lectura de su tercer Informe, el martes en Palacio Nacional;

2. ROMA. Se preguntaba el aún secretario del Medio Ambiente, Juan José Guerra Abud, que ¿de dónde había salido lo que publiqué aquí sobre su inminente destino a la embajada de Roma? Y mandó una nota a sus primeros mandos en la Semarnat; y

3. MARKO. Como le adelanté, Ricardo Anaya designó a Marko Cortés su coordinador en San Lázaro. Ahora sigue el Senado, donde tomará una decisión dividida que sume: Roberto Gil a la presidencia de la mesa y confirmaría al actual pastor. Ahí en el Senado, el PRD ratificó a Miguel Barbosa como su coordinador legislativo. m

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
Web: lopezdoriga.com