En privado

PAN: y después seguirá la tempestad

El reportero no era arisco, también lo hicieron. Florestán


Finalmente pasado mañana será la elección para decidir la presidencia del PAN, que disputan Gustavo Madero, que busca la reelección, y Ernesto Cordero, que busca impedirlo.

La singularidad de este proceso, que pasa por esa ansiada repetición maderista, es que, por primera vez en la historia de este partido, la dirigencia será votada por cerca de l60 mil militantes y no surgirá del cónclave de sus consejeros, menos de 300.

En ese sentido, las larguísimas campañas, 60 días cuando las presidenciales de 2018 serán de 90, se desarrollaron cargadas de calificativos y descalificaciones, campañas negras, insultos, calumnias, acusaciones de dinero sucio y, por supuesto, de encuestas: cada uno su encuesta y en ella cada uno ganador.

Debo decir que si efectivamente esta ha sido la primera campaña abierta del PAN que busca el voto directo y secreto de su militancia, es la primera, también, que se desarrolla sobre un denominador que ellos decían que era exclusivo del priismo: la corrupción: los moches, el dinero de los casinos, las relaciones de destacados panistas cercanos a Madero con acusaciones de tráfico de influencias y dinero sucio.

Ellos, los panistas que antes de llegar a la Presidencia de la República, e incluso después, se decían para diferenciarse del PRI, que eran impolutos, dejaron de serlo o se les comenzó a notar, quizá como una consecuencia de su paso por Los Pinos, pero eso de lo que acusaban a los otros, lo hicieron suyo como si lo hubieran traído desde su nacimiento.

En fin, que mañana cierran sus campañas y el domingo serán las elecciones del PAN en las que se declarará un ganador y un conflicto poselectoral que llevará la decisión del panismo a un tribunal, como en otras elecciones.

RETALES

1. Cemex. Como le había adelantado, el consejo de Cemex dividió el depósito de su presidencia y su dirección general, que ejercía simultáneamente Lorenzo Zambrano. Como presidente quedó Rogerio Zambrano Lozano y como director general Fernando González Olivieri. Cemex es una empresa accionariamente muy pulverizada: entre la familia Zambrano y los directivos no llegan al 5 por ciento. Así lo quiso Lorenzo;

2. Operadores. El siguiente paso del comisionado Alfredo Castillo son los delincuentes de cuello blanco que han lavado millones de dólares y pesos para Los caballeros templarios. Ni modo que La Tuta y El Chayo fueran también financieros. ¿Quiénes son sus lavadores?;

3. Vienen. Tras los consensos en la aprobación de las secundarias de la reforma electoral, que superaron la mayoría calificada, viene en 15 días la de telecomunicaciones, en la que la bancada del PRI, con aliados y alguna ausencia, tiene la mayoría para sacarla adelante con el voto en contra del PRD, como en la energética.

Nos vemos el martes, pero en privado


lopezdoriga@milenio.com