En privado

"Ola ermoza"…

Ahí, cruzando el espejo.  Florestán

 

Al día siguiente de la detención de Joaquín Guzmán Loera, el viernes por la mañana en una carretera cercana a Los Mochis, surgió el nombre de la actriz Kate del Castillo y el actor Sean Penn y el encuentro que tuvieron con el entonces prófugo el 2 de octubre del año pasado en un paraje de la sierra de Cosalá, en los límites entre Durango y Sinaloa, lo que fue determinante para su localización y captura, tres meses después, como esa misma noche dio a conocer la procuradora general de la República, Arely Gómez.

Todo inició cuando el entonces reo de la celda 20 de El Altiplano pidió a su abogado Andrés Granados Flores que le mandara flores a la actriz en agradecimiento a la carta que había publicado diciendo que creía más en él que en los gobiernos que me esconden verdades...

Luego, en agosto de 2014, Guzmán Loera, a través de su entonces jefe de abogados, Óscar Manuel Gómez Núñez, pidió que estableciera contacto para que lo asesorara en la realización de una película y un libro autobiográficos. Posteriormente, el enlace se estableció a través de Andrés Granados Flores, quien se convirtió en el correo.

Lo que no sabían es que Granados Flores era monitoreado por el Cisen. Y así registraron su cena con Kate, en el San Ángel Inn, el 16 de junio de 2015.

Tras la fuga  del 11 de julio, se intensificó la comunicación entre el abogado y la artista y, también, el seguimiento federal.

Por eso detectaron y fotografiaron que el 25 de septiembre, Granados Flores y la actriz se vieron en el hotel NH Collection Crystal de Guadalajara, que ella llegó procedente de Los Ángeles en el vuelo 783 de Aeroméxico, que por la noche cenaron en el restaurante para hablar de la película, que al día siguiente los abogados volvieron al hotel donde le entregaron un celular para estar en contacto con Guzmán Loera y se fueron; que el 2 de octubre, acompañada del actor Sean Penn, Del Castillo llegó a Guadalajara en un vuelo privado a bordo de un avión Hawker 900XP procedente de Los Ángeles y que se trasladaron al hotel Villa Ganz donde la esperaba Granados Flores, y de ahí en dos vehículos se fueron a un complejo turístico en Tepic, Paraíso del Sol, que tiene una pista aérea conocida como Pacama donde abordaron dos avionetas que los llevaron al Triángulo Dorado, donde se reunieron con El Chapo.

Este seguimiento del Cisen, que contiene fotografías de todos los encuentros y arribos, fue el que permitió identificar el refugio del prófugo donde se realizó un operativo cuatro días después, el 6 de octubre, del que escapó cuando un marino lo tenía en la mira, pero llevaba una menor de escudo.

Nunca he hablado de la presunta responsabilidad, de ningún delito de los actores, solo señalo que esa relación permitió ubicar el escondite del delincuente más buscado del mundo, quien en los mensaje de BBM se dirigía a ella con la clave de Ermoza: Ola ermoza”, le decía.

Nos vemos mañana, pero en privado

 

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
 o Web: lopezdoriga.com